Video: Globovisión (09 de julio de 2010)

El presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga se reunió con la Comisión Interamericana de DD.HH. para pedir justicia en lo que consideró una persecución política para silenciar a Globovisión.

“Como es público y notorio el presidente Chávez ordenó nuestra detención, además que fuéramos recluido en la cárcel de ‘La Planta’ “, añadió en relación a la orden de aprehensión emitida a principios de junio contra él y su hijo por el delito de usura y asociación para delinquir, que Zuloaga considera forma parte de una “persecución política”.

Hemos venido aquí a la Organización de Estados Americanos a buscar la justicia que no encontramos en Venezuela (…) aquí creemos que se demuestre que nosotros alguna vez cometimos un delito”, apuntó Zuloaga.

Retó al presidente Chávez, a sus representantes o abogados para que acuda a instancias internacionales “vengan aquí a ver si son capaces de probar ante una justicia internacional, imparcial como la que queremos que exista en Venezuela, pueda probar si alguna vez nosotros cometimos un delito”.

Asimismo, indicó al presidente Chávez que, “él sabe que debe rendirle cuenta a todos los venezolanos por lo que ha hecho en estos 11 años de gestión, donde ha pasado por sus manos más de 990 mil millones de dólares. Venezuela es un desastre de país, con un índice de criminalidad más alta que nunca (…) es el único país de América con una inflación que supera el 40%”.

A su vez, aseguró que “tarde o temprano el Presidente tendrá que redirle cuentas al país de lo que ha hecho”.

“No crea que usted va a tapar esas cosas atacando a Globovisión. Globovisión es un equipo de gente, de profesionales convencido de sus principios y sus valores y que seguirá informando lo que ocurre en Venezuela. Ratifico a todos nuestros televidentes que no descansaré en ningún momento y seguiré luchando por esos principios y valores en nuestro país, Venezuela. Cuenten con que seguiré con ustedes en donde esté”, concluyó.

La Comisión recibió el caso y le asignó un número para su revisión.

Fuentes de la CIDH confirmaron a la AFP en Washington que la reunión se realizó el jueves y que el caso seguirá el curso regular.

A fines de junio, Zuloaga y su hijo fueron formalmente acusados por la Fiscalía venezolana por el caso de una veintena de vehículos almacenados irregularmente, según las autoridades. El empresario de 67 años, cuyo paradero se desconocía hasta este viernes, podría enfrentar penas de cárcel de hasta cinco años.

Chávez ha refutado las críticas de Zuloaga y ha garantizado que la decisión de la justicia nada tiene que ver con la línea editorial de Globovisión, que a su vez tiene varios procesos abiertos y ha sido amenazado de cierre en varias ocasiones.

Con información de Globovisión y AFP

actualidad » en esta sección

buscador