Venezuela

Autocine de Cinex decepcionó a muchos de sus usuarios (+fotos)

4/Jul/2020

(Caracas, 04 de julio. Noticias24mundo).- Muchas personas esperaban con ansias para entrar a las funciones de cine en el estacionamiento de la Unimet y el Hotel Tamanaco. Sin embargo, después de mucho esperar, sus expectativas no se cumplieron

Lea también: Venezuela volverá a la «cuarentena radical» tras aumento de casos

La función agotada en el Hotel Tamanaco fue suspendida a última hora sin mayores explicaciones y la de la Unimet comenzó con casi una hora de retraso.

En el espacio de la casa de estudios, con menos de la mitad del aforo, se proyectó El llamado salvaje. Se garantizó buena atención y se veló por el cumplimiento de las medidas de seguridad contra el coronavirus

Para la semana inaugural de su autocine Cinex ofreció un descuento de 50% para sus clientes que incluye un combo dúo especial (dos bebidas y dos cotufas grandes) y una sorpresa de la caramelería. Es decir, por cada vehículo se deben cancelar 17 dólares en el caso de la Unimet y 22 dólares en el Hotel Tamanaco, donde la franquicia ofrece una experiencia VIP.

El ingreso al autocine fue a las 7:18 pm y la película, pautada para las 6:55 pm, comenzó una hora después. El protocolo de Cinex se encargó de garantizar que los carros pequeños se ubicaran delante y las camionetas atrás, una de las reglas en el espacio, y de velar por que se dejara un puesto de distancia (un metro y medio, aproximadamente) entre cada vehículo como medida preventiva contra el coronavirus.

Con máscaras transparentes y tapabocas, el personal de Cinex pasaba por cada carro para ofrecer productos de la caramelería. El combo de cotufas y refresco para una persona cuesta 8 dólares; el combo dúo, 12 dólares, y la ración de tequeños, 6 dólares. Se puede cancelar con efectivo o con tarjeta de débito (cada trabajador lleva consigo un punto de venta).

Una de las reglas en el autocine es evitar bajarse del vehículo salvo para ir a los baños portátiles, donde personal de Cinex ofrece gel antibacterial a la salida.

Durante la hora y 40 minutos que duró El llamado salvaje no hubo mayores contratiempos. Los usuarios, para escuchar el audio del filme, tenían que sintonizar la estación radial 91.5 en el vehículo o en el celular. Antes de empezar la función un empleado de Cinex se paseó entre los asistentes para preguntar si conocían la frecuencia.

La opinión de los usuarios en cuanto a la experiencia estuvo dividida, a algunos les pareció excelente, y en el caso de las personas mayores les hizo recordar su infancia cuando en Venezuela lo que existía era el autocine.

Para otros la experiencia no fue tan grata. Algunos se quejaron de los precios de las entradas y la caramelería.

«Me parece que el precio está accesible porque es el vehículo con cinco personas más el combo. Lo que no me parece es que si somos solo mi hijo y yo debamos pagar lo mismo», opinó un usuario.

Otro asistente manifestó: «Eso es algo que pasa con cualquier servicio hoy día en Venezuela. Ciertamente tiene que haber un límite, pero tampoco pueden estar desfasados»,