X

Deportes

La juventus domina al Oporto y pone un pie en los cuartos de la Champions League

Foto: AFP

(Caracas, 22 de febrero. Noticias24).- La Juventus de Turín se impuso 2-0 al Oporto este miércoles en la ida de los octavos de final de la Champions League, en un partido que los italianos dominaron de principio a fin y con el que encarrilaron su pase a cuartos.

El partido fue un monólogo de los visitantes, que se aprovecharon de la expulsión del lateral brasileño Alex Telles en el minuto 27 de la primera parte. El croata Parko Pjaca y el brasileño Dani Alves, ambos saliendo desde el banquillo, pusieron los goles.

A partir del minuto 20 la Juve se instaló en campo contrario, con un Oporto totalmente replegado, y el bosnio Miralem Pjanic comenzó a manejar a su antojo las manijas del encuentro.

El carril derecho, con el lateral suizo Lichtsteiner y el colombiano Guardado, fue la otra gran baza de la Juve en la primera parte. Hacia ese flanco diestro volcaron los visitantes su juego y por ahí comenzó a romperse el partido.

Ambos, colombiano y suizo, fueron objeto de dos durísimas entradas del lateral brasileño Alex Telles en apenas dos minutos que se saldaron con sendas cartulinas amarillas y la expulsión del jugador local.

La Juve seguía en poder del esférico pero sin concretar situaciones de peligro. El empuje se fue diluyendo hasta que un remate en el minuto 33 de cabeza del alemán Sami Khedira, que se fue por un metro, volvió a animar a los suyos.

En la segunda parte el dominio juventino se acentuó. Con la zaga muy adelantada, pisando todo el tiempo la línea divisoria y con un Guardado todavía más abierto que en la primera mitad, pegado a la cal, la Juventus sometió a su rival.

Dybala filtró un pase que acertó a cortar un defensa pero el balón quedó en tierra de nadie. Hasta allí llegó como un camión el croata Parko Pjaca y fusiló a Casillas.

El segundo tanto subió dos minutos después (74) y tuvo como protagonista a otro recién salido del banquillo, el brasileño Dani Alves, que aprovechó un centro de su compatriota Alex Sandro para parar la pelota con el pecho y definir con la zurda.