¡Culpable! así se declaró el exjefe de Federación de fútbol de Costa Rica

Foto: AFP

(EE UU, 07 de octubre. Noticias24).- El exjefe del fútbol de Costa Rica, Eduardo Li, se declaró culpable de aceptar más de un millón de dólares en sobornos, en el marco del escándalo de corrupción que involucra a decenas de exjerarcas de la FIFA.

Lea

Venezuela cayó 3-0 ante Uruguay en la jornada clasificatoria para Rusia 2018

Apartados los 36 árbitros olímpicos de boxeo

Li, presidente de la Fedefut desde 2007 hasta su arresto en Zurich en mayo de 2015, se declaró culpable ante una jueza estadounidense de tres de los 14 delitos de que es acusado: asociación para delinquir, transferencias bancarias fraudulentas y conspiración para cometer un fraude bancario.

Cada uno de estos tres delitos conlleva una pena máxima de 20 años de cárcel.

Li, que también integró el comité ejecutivo de la Concacaf hasta su detención, dio en un tribunal federal de Brooklyn jugosos detalles de los sobornos aceptados al leer una declaración en español, traducida simultáneamente al inglés por una intérprete.

Al declararse culpable, aceptó devolver 668.000 dólares.

Una sucesión de sobornos

“Yo acepté recibir un soborno por 500.000 dólares y de hecho recibí 300.000 por este contrato” que otorgaba a la empresa Traffic de Miami los derechos de transmisión y marketing de los partidos clasificadores para el Mundial de Qatar-2022, explicó un serio Li, vestido de traje y corbata oscura, a la jueza Pamela Chan.

El dinero fue pagado por la empresa a una cuenta en Florida de un amigo de Li a quién éste debía dinero por una transacción inmobiliaria, explicó el costarricense.

En otro caso de soborno, Li relató que “una persona que vivía en Florida (…) me pagó sobornos para que Costa Rica jugara amistosos que él organizó. Acepté decenas de miles de dólares de esta persona para autorizar estos amistosos“. El dinero sucio transitó por bancos estadounidenses.

Li contó asimismo que aceptó un soborno de 500.000 dólares de intermediarios de una empresa estadounidense que sería auspiciante de los nuevos uniformes de la selección de Costa Rica, y que finalmente recibió un pago de 230.000 por este contrato en 2014 y 2015. “Fue arrestado antes de que pudiera recibir el resto”, precisó la fiscalía estadounidense en un comunicado publicado tras la audiencia.

Con información AFP.

Foto: AFP

Foto: AFP