X

Deportes

Dos vigilantes de seguridad fueron apuñalados en un partido en San Mamés

Foto: Infobae

(Caracas, 15 de marzo. Noticias24).-Dos vigilantes de seguridad de San Mamés han resultado heridos, uno de ellos con una lesión por arma blanca en el cuello, durante los incidentes registrados en el estadio bilbaíno con hinchas del equipo francés.

La primera agresión, según ha informado el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, ha tenido lugar junto a la entrada a San Mamés a las 19.15 horas, un cuarto de hora después de iniciarse el partido.

Según las primeras informaciones de la Ertzaintza, el vigilante habría llamado la atención a unos aficionados del Marsella y ha sido agredido.

El hombre, de 57 años, ha sido trasladado al hospital de Basurto con una herida de arma blanca en lado izquierdo del cuello que “no penetra el plano muscular”, según el parte médico emitido por el centro sanitario.

Lea también Danry Vásquez se queda de nuevo sin equipo a causa de violencia de género

Los médicos de urgencias han suturado la herida del vigilante, que se encuentra “estable” y pendiente de que le sean practicadas otras pruebas.

Tras esta primera agresión, un grupo de hinchas del Marsella ha accedido a las gradas del estadio, donde han agredido a otro guardia de seguridad, que ha sido atendido de una “herida inciso contusa en una mano”, de carácter leve, según el parte del hospital de Basurto.

En esos posteriores incidentes en las gradas de San Mamés, un aficionado del Olympique de Marsella ha sido detenido por la Ertzaintza por atentado a la autoridad. En principio, este arrestado no tiene relación con la agresión al primer vigilante.

Foto: Infobae

Cabe destacar que un aficionado del Olympique de Marsella ha sido detenido por atentado a la autoridad durante los incidentes registrados en el estadio bilbaíno con hinchas del equipo francés.

Ya iniciado el encuentro, mediada la primera parte, se ha producido una pequeña carga de la Ertzaintza en esa zona visitante, acordonada completamente por agentes de seguridad privada, que ha reducido el espacio ocupado por los alrededor de 800 aficionados galos.

Los aficionados del Olympique de Marsella habían accedido a San Mamés escoltados por un fuerte dispositivo de la Ertzaintza y sin que se hubieran producido incidentes graves.

Con información de EFE.