X

Deportes

1-1. Kepa le arruina la noche al Real Madrid que no pudo pasar del empate contra el Athletic

Foto: el mundo

(Caracas, 18 de abril. Noticias24).- Cristiano Ronaldo, a última hora, salvó un punto para el Real Madrid en el partido en el que el Athletic casi acaba con su maldición del Bernabéu (12 derrotas consecutivas) y Zidane quizá se dio cuenta de que sí le hacía falta un portero del tamaño de Kepa.

El guardameta, espléndido, sostuvo a su equipo en el primer tiempo con paradas de alta escuela y sólo fue despistado por un tanto de tacón del delantero portugués, que sigue en racha.Lleva 12 partidos consecutivos marcando, 67 días en los que cada vez que juega mete un gol, como un héroe de tebeo. Sólo el olfato de Cristiano pudo estropear el final de cuento que ya olía el Athletic, esta vez con buena cara.

Las paradas del portero al que renunció Zinedine Zidane en el mercado invernal, Kepa Arrizabalaga, permitieron puntuar trece años después al Athletic Club en el Santiago Bernabéu, por delante en el marcador hasta que un taconazo de Cristiano Ronaldo evitó la derrota madridista.

La Liga se ha convertido en una competición incómoda para el Real Madrid. Con todos sus sentidos en el reto mayor de conquistar tres Copas de Europa consecutivas, a su voluntad le faltó acierto rematador ante un inconmensurable Kepa. El portero demostró a su rival que dejó escapar un portero para muchos años.

La poca trascendencia del duelo invitó a un intercambio de golpes de inicio. Los de Ziganda manteniendo el orden y en pie siempre gracias a Kepa. El portero que estuvo a punto de ser madridista exhibió sus virtudes para dejar en el aire el debate sobre la decisión de Zidane, que lo frenó todo.

Si el Real Madrid llegaba desde los costados buscando el remate de Cristiano, el Athletic comenzó respondiendo con ocasiones. La libertad de movimiento de Raúl García encontró espacios entre los centrocampistas y los centrales del Real Madrid. Su primer pase dejó en buena posición a San José que, con Williams solo para marcar, optó por el tiró raso y se topó con Keylor Navas.

Las llegadas del Real Madrid le hacían merecedor del gol pero tuvo un castigo inesperado
. El travesaño repelía un magnífico testarazo de Cristiano. El portugués remata todo lo que no busca Benzema. En una rápida carrera lo intentaba al palo largo pero no encontraba puerta. Kepa ya había parado la primera a Asensio.

Fue cuando llegó el golpe del Athletic. Era el minuto 14 cuando de nuevo apareció un agujero que aprovechó Córdoba. Su pase al espacio lo aprovechó con brillantez Williams que picaba el balón ante Keylor. Era su séptimo tanto liguero, todos ellos lejos de San Mamés lo que muestra su peligro con espacios y explotando su velocidad.

A una semana de un nuevo duelo europeo que marca la temporada, en Múnich ante el Bayern, el Real Madrid podía desgastarse en el esfuerzo por la remontada. Lo buscó con continuidad en sus llegadas, siempre topándose con Kepa que sacaba abajo un disparo a corta distancia de Cristiano y de larga distancia de Marcelo.

Se esperaba la aparición de Benzema. Tardó 26 minutos cuando se anticipaba a la defensa pero no precisaba su remate. La segunda la chutaba desviada ya con el murmullo de la grada por su intrascendencia. No fue el que exigió a Kepa, que corregía una mala salida con reflejos y se anticipaba a pies de Cristiano, para evitar su taconazo de espaldas al arco, tras una jugada de desborde de Lucas.

El Athletic debía ser un bloque unido para evitar romperse. Renunció en exceso al ataque pero cuando pudo correr lo hizo con peligro. Raúl García picaba el balón con calidad, pero no caía dentro de la portería.

El Madrid le puso menos interés en la reanudación. No atacó con tanta insistencia. Le faltaron ideas. Se fue deshilachando mientras el Athletic iba cosiendo poco a poco el sueño de romper una racha funesta en la capital. El equipo de Zidane se fue dando tantas alegrías, se desprotegió tanto, que terminó montando el escenario idóneo para el lucimiento de Williams.

Raúl García, que jugó bien, interpretó de maravilla el partido y a punto estuvo de sentenciar, pero su remate acabó en el larguero en otra jugada que no dejó bien a Keylor. Comparaciones odiosas. Zidane movió ficha. Sacó a Isco y a Bale. Gareth resultó tan insípido como de costumbre. El malagueño se dejó notar. El Madrid volvió a controlar la pelota con el pegamento que le dio Isco y el resurgir de Modric.

El Athletic comenzó a recular cuando al Bernabéu entró en uno de esos trances en los que se calienta a 100 grados cuando todo está más difícil. Kepa apareció de nuevo y cuando su noche estaba a punto de abrocharse para el recuerdo, un taconazo accidental de Cristiano pudo con él.

Ficha técnica

1 – Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Lucas Vázquez, Marco Asensio (Isco, m.69); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.69).

1 – Athletic Club: Kepa; Lekue (Susaeta, m.78), Núñez, Iñigo Martínez, Balenziaga; San José, Iturraspe; De Marcos, Raúl García, Córdoba (Muniain, m.69); y Williams.

Goles: 0-1, m.14: Williams. 1-1, m.87: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Martínez Munuera (colegio valenciano). Amonestó a Lucas Vázquez (45) y Carvajal (90) por el Real Madrid; y a Williams (39), Iturraspe (61), De Marcos (83) y San José (89) por el Athletic.