Detienen a 29 personas tras violencia que provocó la suspensión del partido Boca Junior – River Plate

Foto: AFP

(Caracas, 24 de noviembre. Noticias24)-Al menos 29 personas fueron detenidas este sábado por los incidentes que se registran en los alrededores del estadio Monumental, que llevaron a aplazar al domingo el decisivo partido de la final de la Copa Liberadores entre River Plate y Boca Juniors, informaron a Efe fuentes policiales.

El autobús de Boca Juniors que conducía al estadio a la plantilla fue atacado por fanáticos de River Plate antes de llegar al estadio, en el barrio de Belgrano de Buenos Aires.

Algunos proyectiles rompieron vidrios del vehículo y a continuación la Policía empleó gases para dispersar a los agresores lo que terminó por afectar a los jugadores, según explicaron directivos de Boca.

Sin embargo, y mientras futbolistas de Boca eran tratados por personal médico y autoridades de los equipos y la Conmebol debatían qué hacer con el partido, multitud de personas fueron congregándose a las afueras del estadio, muchas de ellas provocando fuertes enfrentamientos con los agentes policiales.

Fuentes del Gobierno de la Ciudad aseguraron que asistieron a los alrededores del Monumental más de 100.000 personas, y desde la Policía informaron que hasta ahora son 29 los arrestados “por atentado y resistencia a la autoridad”, aunque continúan fuertes disturbios.

Con el estadio lleno de hinchas en sus localidades esperando que comenzase el encuentro, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) postergó dos veces la hora del comienzo del partido, que originalmente se fijó para las 17.00 hora local (20.00 GMT), aunque finalmente optó por aplazarlo hasta el domingo a la misma hora.

Fiscal investigará ataque a los hinchas de River Plate

Una fiscal de Buenos Aires inició una investigación de oficio del ataque que hinchas de River Plate provocaron este sábado contra el autobús en el que viajaba el plantel de Boca Juniors para jugar la final de la Copa Libertadores en el estadio del ‘Millonario’, que finalmente fue aplazada para el domingo.

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, la fiscal Adriana Bellavigna investiga los incidentes ocurridos a las puertas del estadio de River, en torno a las 15.00 hora local (18.00 GMT), dos horas antes del inicio previsto del encuentro entre ambos equipos.

La procuradora decidió incautar el autobús para hacer pericias.

Los médicos de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) emitieron un comunicado en el que reconocieron lesiones en algunos jugadores de Boca Juniors -Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo fueron llevados a una clínica hospitalaria- tras el ataque de los hinchas de River, pero aseguraron que no existía “causal” para suspender el partido.

En medio de la confusión, el delantero de Boca Juniors Carlos Tevez aseguró que los estaban “obligando” a jugar a pesar los compañeros lastimados.

Con información de EFE

Foto:EFE

Foto:EFE

Foto:EFE

Foto:EFE

Foto:EFE