La final de la Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugará en el Santiago Bernabéu

Foto: AFP / Archivo

(Caracas, 29 de noviembre – Noticias24).- La superfinal de la Copa Libertadores de América, entre el Club Atlético Boca Junior y el River Plate, se jugará el 9 de diciembre en el Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid, según medio españoles.

Lea también: ¡Confirmado! La final de la Copa Libertadores se jugará el 8 o 9 de diciembre

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), comunicó oficialmente que habría hecho la solicitud de utilizar el estadio del equipo merengue a la Delegación del Gobierno en Madrid, para disputar el encuentro de vuelta de la final, según informaron fuentes de la Delegación a EFE.

La propuesta se ha formalizado durante una reunión celebrada esta tarde en la sede de la delegación del Gobierno en Madrid con responsables de las fuerzas de seguridad, representantes del Real Madrid, propietario del estadio, y miembros de la FIFA y de la Conmebol.

Durante la reunión, la primera que se celebra en la capital de España para hablar de este asunto, los miembros de la Conmebol han formalizado la petición.

La Delegación del Gobierno ha respondido que el Ministerio del Interior y la Delegación del Gobierno en Madrid tendrán que estudiar la propuesta.

Pero medios españoles aseguraron que el acuerdo es oficial, pues ya existe la aprobación de la Conmebol, la RFEF, la Fifa y el Real Madrid, de manera en que solo faltaría la aprobación del Gobierno, pero dadas las condiciones, se da por hecha, y sólo faltaría la aprobación para el viernes 30 de noviembre.

También el diario argentino La Nación publica, citando a fuentes de la Conmebol, que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se jugará el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu.

El encuentro debió jugarse en Argentina el sábado pasado pero fue pospuesto porque hinchas del River atacaron al autobús que transportaba a los jugadores del Xeneize al estadio Monumental y lastimaron a algunos de ellos.

La Conmebol anunció el martes que el partido iba a jugarse fuera de Argentina por cuestiones de seguridad.

El Boca Juniors reclamó ante el Tribunal de Disciplina de la Conmebol que se descalifique a su rival y se lo consagre campeón por la agresión recibida.

El River Plate, por su parte, insiste en jugar en el Monumental con público local.

En la ida, jugada en la Bombonera, River Plate y Boca Juniors empataron 2-2.

Con información de EFE y Meridiano.com