X

Deportes

El Girona empató con el Atlético de Madrid y lo eliminó de la Copa del Rey

Foto: AS

(Caracas, 16 de enero – Noticias24).- El Girona se clasificó este miércoles para los cuartos de final de la Copa del Rey, pese a empatar 3-3 en el campo del Atlético de Madrid en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey.

Lea también: La Juventus liderada por Cristiano Ronaldo logró conquistar su octava Supercopa de Italia

Se adelantó el equipo rojiblanco con un gol del croata Nikola Kalinic (12), pero Valery igualó con una volea (37) y Cristhian Stuani puso por delante al Girona con un remate de cabeza (59).

El argentino Ángel Correa hizo el 2-2 (66) y cerca del final, Antoine Griezmann marcó el 3-2 (83), pero cuando parecía que el Atlético iba a llevarse el partido, Borja García soltaba un disparo desde la frontal y la pelota se coló en la portería tras tocar en el marfileño Seydou Doumbia para hacer el 3-3 definitivo (88).

El empate, que pone un 4-4 en el global de la eliminatoria, dio el pase al Girona merced al valor doble de los goles en campo contrario y deja fuera al Atlético, que siempre había alcanzado por los menos los cuartos en los últimos seis años.

«Fue un partido bonito, clásico de Copa, tuvimos la intención de ir a ganarlo», dijo tras el partido Simeone, afirmando sobre su rival que «la contundencia fue su aliado».

Empezó dominando el Atlético de Madrid, que se adelantó pronto en el marcador, pero cerca del final del primer tiempo, Valery conectó una volea que ponía el 1-1, dando alas al Girona.

Tras el descanso, el Girona dio un paso adelante, presionando la salida del Atlético y al cuarto de hora, Stuani remataba de cabeza un saque de falta para adelantar el Girona (59).

El tanto espoleó al Atlético, en el que Simeone dio entrada a Antoine Griezmann, que había comenzado en el banquillo, a Rodrigo y Lucas Hernández para buscar el gol.

El Atlético encerró al Girona en su área y en el 66 Ángel Correa recibía un balón en el área para batir por bajo a Gorka haciendo el empate.

Desde ese momento, el Girona se dedicó a defenderse con uñas y dientes de los ataques del Atlético de Madrid.

Apareció entonces Griezmann para aprovechar un pase de Lemar y casi sin ángulo desde la izquierda, hacer el 3-2 para los locales (83).

El partido parecía encaminarse hacia una victoria local hasta que Borja García soltó un zapatazo desde la frontal que rebotó en Doumbia (88) para poner las tablas definitivas y dar el pase a cuartos al Girona.

Con información de AFP