X

Deportes

Hegerberg, el primer Balón de Oro femenino que no participará en el Mundial

Hegerberg, el primer Balón de Oro femenino que no participará en el Mundial

Foto: Archivo /scroll.in

(Caracas, 25 de febrero. Noticias24).- Siguiendo los pasos de su hermana mayor Andrine, ha llegado a ser la reina del fútbol. Ada Hegerberg brilla en este deporte, donde tiene el honor de haber conquistado el primer Balón de Oro femenino de la historia, pero no disputará el Mundial 2019.

Será la gran ausente del torneo que se disputará en Francia (7 junio – 7 julio), por un conflicto con la selección noruega desde el fiasco de la Eurocopa de 2017.

Lea también: “El Balón de Oro es el recuerdo más bonito de mi carrera”, dice Ada Hegerberg

Esta decisión no impide que Hegerberg sea la referencia del fútbol femenino por su impresionante efectividad: a sus 23 años, tiene una media de 1,3 goles por partido en la liga francesa con su club, el Lyon.

La influencia de su hermana Andrine fue decisiva para que Ada se decidiera a cumplir su sueño de ser futbolista.

Por su calidad, las hermanas Hegerberg jugaban con equipos de varones. Las dos jugadoras rubias se despertaban muy pronto para entrenar juntas, corriendo por las colinas que rodeaban su escuela. Se ejercitaban también en familia, más allá de los entrenamientos de su club.

“Cuando comienzas, tienes que estar seguro de que todo está preparado”, explica el padre, Stein Erik Hegerberg. “Los balones están bien hinchados, los calzados encerados y correctamente atados, el cabello bien sujeto”, enumera.

Como Andrine, Ada se viste entonces con los colores del Kolbotn, uno de los lugares de referencia del fútbol femenino, donde pronto destaca sobre el resto.

“Con 15 años, se ponía furiosa si no jugaba todo el partido”, recuerda su entrenador, Dan Eggen. “Tanto por su mentalidad como por sus cualidades, desde esa época era ya un gran talento”, afirma.

Al año siguiente debutó en la primera división y se ganó ya la atención de muchos con un triplete conseguido en apenas siete minutos contra el equipo líder del campeonato.

“Ada tiene un gen para el gol, una excelencia de las que se ve rara vez”, subraya la exdirectora deportiva del Kolbotn, Hege Jorgensen.

Recibe también la llamada de la selección noruega, el mismo equipo con el que hoy no quiere jugar.

En 2011 firmó por un año con el Stabaek, otra cantera de talentos del fútbol en Noruega.

“Estábamos sentados en la oficina hablando con los entrenadores. De repente, llamaron a la puerta y una joven entró: ‘Hola, soy Ada. Vengo a jugar con el Stabaek'”, recuerda el director deportivo, Richard Jansen.

Las hermanas Hergerberg salieron de Noruega hace seis años, y en la estantería familiar ya brilla el primer Balón de Oro.

Con información de AFP