X

Deportes

Cristiano Ronaldo ocultó 150 millones de euros en un paraíso fiscal

Foto: Susana Vera / Reuters

(Caracas, 05 de noviembre. Noticias24).-El futbolista del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, habría desviado al menos 150 millones de euros a un paraíso fiscal en el Caribe desde principios de 2009, según unas filtraciones a las que ha tenido acceso el diario ‘El Mundo’.

Estos documentos, que se han dado a conocer como ‘Football Leaks’, revelan que el jugador portugués pagó solamente el 4% de impuestos de sus ingresos en concepto de derechos de imagen durante ese período. El exentrenador del Real Madrid, José Mourinho, también estaría implicado en un fraude de este tipo.

Las filtraciones indican que desde 2009, 74,8 millones de euros de Ronaldo fueron resguardados por Tollin Associates, una compañía radicada en la ciudad de Road Town, en las Islas Vírgenes Británicas (situadas a unos 100 kilómetros al este de Puerto Rico). El dinero, que correspondía a los derechos de imagen del jugador, había pasado por Irlanda antes de volver a Tollin en 2014.

En 2015, otras dos empresas con la misma dirección que Tollin Associates le compraron sus derechos de imagen hasta 2020 por otros 75 millones, que posteriormente acabaron en una cuenta suiza del jugador.

«Tanto Cristiano Ronaldo como José Mourinho cumplen plenamente con sus obligaciones tributarias con las autoridades españolas y británicas», declaró Gestifute, la agencia que los representa.

A pesar de que varios diarios europeos ya han comenzado a difundir los ‘Football Leaks’, un juez en España decidió penar la publicación de estos documentos con hasta cinco años de cárcel, alegando que contienen datos confidenciales obtenidos gracias a un ataque informático.

El caso de Ronaldo se une a los escándalos de Lionel Messi, quien fue condenado a mediados de año por fraude fiscal.

La agencia de noticias EFE publicó que una nota donde indica la Agencia Tributaria Estatal (Aeat) le ha abierto un procedimiento a Cristiano Ronaldo donde se inspeccionará por tres ejercicios -los de 2011, 2012 y 2013- y, en cada uno de ellos, de concurrir el delito fiscal superaría probablemente los 600.000 euros. Además podrían haberse utilizado empresas instrumentales en paraísos fiscales, con lo que se trataría de un ‘delito fiscal agravado’ que conlleva penas de prisión de dos a seis años por cada delito».

No obstante, si el jugador reconoce judicialmente los hechos y abona las cantidades reclamadas, en su caso, se podría rebajar esa pena en hasta dos grados, lo que dejaría la pena máxima de cárcel en 18 meses por los tres presuntos delitos, evitando la entrada en prisión. De cerrarse así el caso, la Justicia podría condenar al futbolista -lo que serviría de ejemplo para la sociedad-, éste podría seguir con la práctica deportiva y Hacienda cobraría las cantidades adeudadas.

Con información de RT y EFE.