X

Deportes

Real Madrid vuelve a recibir al Barcelona con el fantasma de la humillación intacto

Real Madrid y Barcelona van por el segundo asalto en el Clásico de la Liga

Foto: Archivo /ABC.es

(Caracas, 1 de marzo. Noticias24).- El Real Madrid vuelve a medirse el sábado al Barcelona en la 26ª jornada de la Liga española, con ganas de lavar la goleada (3-0) sufrida el miércoles en el Santiago Bernabéu que le eliminó de la Copa del Rey.

“Siempre es complicado perder y más en un clásico. Pero sabemos que ya es pasado. Ahora hay que pensar en la Liga y en la Champions y lo vamos a dar todo para ganar los dos títulos”, decía tras el encuentro el centrocampista blanco Casemiro.

Lea también: La Uefa suspendió dos partidos a Sergio Ramos por forzar una amarilla

Para ello, el Real Madrid tendrá que empezar en Liga por ganar a los azulgranas, líderes destacados del campeonato español con 57 puntos.

Una victoria permitiría a los merengues (3º) situarse a seis puntos de su gran rival catalán, que podría dar un serio golpe al campeonato español si logra imponerse de nuevo en el Santiago Bernabéu.

Sin derecho a fallo

La derrota del miércoles fue un duro varapalo, pero el técnico Santiago Solari llamó a “ponerse muy rápido de pie” para afrontar este encuentro, en el que los blancos no pueden permitirse un pinchazo si no quieren quedar descolgados de Atlético (2º) y Barça.

Una victoria permitiría a los blancos, además, encarar con optimismo la vuelta de octavos de la Liga de Campeones el martes frente al Ajax, otra vez frente a su público.

Con apenas dos días antes del segundo asalto contra el Barça, Solari podría optar el sábado por rotaciones y dar entrada a Marcelo y Gareth Bale, que el miércoles sólo jugó unos minutos.

Enfrente estará un Barça que llega crecido, pero que no quiere tampoco dejarse llevar por la euforia.

“Será otro partido complicado”, dijo Gerard Piqué tras la semifinal de Copa, recordando que “parece que están lejos, pero no lo están tanto porque si nos ganan se ponen a seis puntos, vendremos con las pilas puestas otra vez”.

Luis Suárez fue el verdugo de los blancos el miércoles y probablemente volverá a estar el sábado en el Bernabéu, junto a Leo Messi, que el miércoles no mostró su mejor versión.

Con información de AFP