X

Deportes

0-1. Barcelona se impuso por segunda vez en la semana al Real Madrid en su propia casa

Foto: AFP

(Caracas, 02 de marzo – Noticias24).- El partido de vuelta en La Liga, entre Real Madrid y Barcelona, en el que el equipo merengue buscaba en su propia casa recobrarse de la violenta derrota 5-1 en el Camp Nou durante el juego de ida -y el reciente 0-3 en Copa del Rey-, culminó con una nueva derrota para el equipo blanco en pizarra de 0-1.

A los 25 minutos de juego, el croata Iván Rakitic abrió el marcador para el equipo culé, con un disparo desde dentro del área, en una jugada en asociación con Sergi Roberto.

El encuentro le rindió honor al prestigio de ambos equipos, con un juego muy variado en la mitad del campo, aunque se jugó principalmente en la cancha del equipo blanco, con múltiples llegadas peligrosas de los culé, que con la defensa del Madrid concentrada en el capitán Lionel Messi, fueron lideradas por Oussmane Dembelé, Jordi Alba y el uruguayo Luis Suárez.

Sin embargo, el conjunto merengue logró colarse en varias oportunidades entre la defensa del barça, pero se vio presente el mismo error del equipo en el partido anterior: la falta de un rematador, lo que les condicionó y no les permitió anotar ningún tanto.

Madrid sin decisión

El conjunto blanco fue guiado por los jóvenes Sergio Reguilón y Vinicius Jr., quienes mantuvieron un impecable juego por la banda más la asociación del brasileño con Karim Benzema, pero ningún merengue tomó la decisión de marcar, y con la ausencia de Gareth Bale en el partido, fue imposible que el Madrid pudiera anotar algún tanto.

Además de esto, la falta de velocidad en el contraataque perjudicó en gran manera al merengue, que cada vez que intentaba sorprender, se encontraba con la defensa azulgrana bien organizada. A pesar de que Francisco Alarcón (Isco) y Marco Asensio entraron el partido para buscar hacer daño a los culé y perforar la portería de Ter Stegen, les fue imposible sumar dianas al marcador.

Un clásico histórico

Ambos equipos llegaron a este encuentro con un total de 95 victorias para cada uno y 51 empates, sin embargo, los culé lograron imponerse y superar el número de victorias de los merengue, lo que no sucedía desde hace 87 años.

Igualmente, el equipo azulgrana logró convertirse en el primer equipo que le gana cuatro encuentros consecutivos en el Santiago Bernabéu al Real Madrid.