X

Fotos

En fotos: la Torta Sacher de Salzburgo, un verdadero placer para el paladar

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

(Salzburgo, 8 de agosto, Noticias24).- Para muchos, los postres significan un placer culpable, un capricho secreto y un delicioso pecado. La torta Sacher austríaca es una de esas delicias que sin duda hace querer pecar sin ningún remordimiento.

Esta delicatés consiste en dos planchas gruesas debizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados. El chocolate que cubre la tarta permite que se conserve períodos largos. Tradicionalmente, se suele acompañar de nata montada.

La Sacher se ha convertido en una de esas comidas que no se puede dejar de probar al visitar Salzburgo, finamente servida en el acogedor café del famoso hotel que lleva su nombre, desde el momento en que la colocan en la mesa, la boca se hace agua.

Su historia se remonta a 1832 cuando fue creada por Franz Sacher, entonces joven aprendiz de repostería, para deleitar a un selecto grupo de invitados del príncipe Klemens Wenzel von Metternich. Tras pasar 16 años trabajando en Bratislava y Budapest, Sacher volvió a Viena y abrió una tienda de delicatessen y vinos. Eduard, el hijo mayor de Franz Sacher, fue aprendiz de repostero en la confitería vienesa Demel. Allí empezó a confeccionar la tarta de su padre en la forma que hoy se conoce. En 1876 fundó el Hotel Sacher, todavía hoy existente, y comenzó a vender la Sachertorte. Tras la muerte de Eduard Sacher, su esposa Anna continuó regentando el hotel.

La propiedad de la receta fue motivo de disputas legales a mediados del siglo XX entre los herederos de Sacher (dueños del hotel) y la pastelería Demel. La justicia dictaminó que el hotel tenía derecho a comercializar el dulce con el apelativo de Original Sacher-Torte, mientras que Demel debía hacerlo como Eduard Sacher-Torte.

Lo tradicional es acompañarla con un exquisito y aromático té o un chocolate caliente, sin embargo en estos días de verano, nada más delirante que comer un bocado de este pastel con un buen té helado o un agua bien fría con limón.

Por: Noris Argotte Soto / Departamento de Investigación/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24

Foto: Noris Argotte Soto/ Noticias24