X

Fotos

El fenómeno selfie: ¿Cuándo las autofotos invadieron nuestras vidas?

Foto: Jhoan Salgado

(Caracas, 17 de mayo. Noticias24).- La palabra “selfie”, se define como un tipo de fotografía en autorretrato, realizado con una cámara fotográfica o teléfono móvil. Dicha imagen, es capturada por la misma persona que aparece en la foto, y la toma con el brazo extendido apuntado a sí mismo o frente a un espejo.

En la actualidad, este tipo de fotos, se suben a menudo en las redes sociales, y la mayoría de las veces, son utilizadas por los viajeros solitarios, ya que para ellos la selfie, es un medio muy común para documentar los lugares que visita.

Las «selfies» no dejan de ser autorretratos, algo que los grandes pintores de la historia del arte venían ejecutando desde hace siglos para inmortalizarse, tales como Van Gogh o Rembrandt Harmenszoon, que practicaron en su época, ésta modalidad con las técnicas que tenían a su alcance.

Uno de los primeros autorretratros creados en el mundo, fue una obra del pintor alemán más famoso del Renacimiento, Alberto Durero, la cual realizó en el año 1500, cuando tenía 29 años.

Consejos para tomar una buena selfie

– Considerar el fondo

Muchas veces una selfie trata de reflejar que la persona ha estado en un sitio específico, por ejemplo, en un concierto con el grupo musical de fondo. Sin embargo, se debe descartar tomar una fotografía autorretrato en los baños o en una habitación desordenada, ya que esto daña la imagen.

– No mirar de frente a la cámara

Se recomienda no mirar totalmente de frente a la cámara, lo más indicado es girar un poco la cabeza y que solo sea visible el mejor ángulo de la cara, ya que esto destaca los pómulos y crea el efecto de tener un rostro más estilizado.

– ¿Dónde colocar la cámara?

Hay debe tener en cuenta que al tomar una selfie no se puede sostener la cámara muy alto, puesto que ocasiona que la cabeza parezca desproporcionada al lado del cuerpo. Por otro lado, se debe evitar tomar la foto en contrapicado, ya que la persona podría aparentar tener más kilos.

– Buena iluminación

Las sombras no son agradables, y para evitarlas, se sugiere esquivar la luz directa del sol, si es en exteriores, pero en interiores, se recomienda no tomar la foto debajo de los focos de luz, al menos que éste ilumine ligeramente desde arriba y por un lado para los retratos de perfil.

– Cuidar el mentón

Las personas cuando se toman una selfie, acostumbran a inclinar la cabeza hacia atrás, pero al hacerlo, el mentón suele esconderse, y en su lugar, se presenta una especie de papada. Por esto se sugiere bajarla un poco hacia adelante para lograr una fotografía más favorecedora.

– Evitar mostrar el «brazo gordo»

Cuando se captura la fotografía autorretrato, la persona estira bastante el brazo para que aparezca ella y sus acompañantes, o de lo contrario refleje el lugar donde se encuentra, lo que hace ver la extremidad más gruesa, ya que está muy cerca del lente.

Para evitar esto, se puede utilizar el modo de temporizador, opción que tienen los teléfonos inteligentes y las cámaras digitales, con esto la persona tendrá tiempo suficiente de activar el obturador y posar para la foto.

La política mundial se suma a la moda de las selfies

Algunos líderes políticos, han utilizado las selfies para publicar ciertas informaciones que han permitido generar polémica, tal es el caso del Presidente de Estados Unidos, quien subió una foto al twitter, durante la ceremonia realizada por la muerte del Premio Nobel de la Paz Nelson Mandela en el estadio de Johannesburgo, en donde aparecía Obama junto a la primera Ministra de Dinamarca, Helle Thorning Schmidt y de un lado la esposa Michell Obama, quien mostró expresión de desagrado.

Está tendencia invadió el escenario político, puesto que el expresidente estadounidense, George W.Bush, posó junto a un grupo de policías en la ciudad de Nueva York, y esta vez la imagen fue capturada por una cámara digital y no por un teléfono inteligente.

El presidente de México Enrique Peña Nieto, a menudo publica selfies en las redes sociales, una fue posando con sus asistentes de trabajo y la más polémica fue con el actor y protagonista de la exitosa serie estadounidense House of Cards, Kevin Spacey.

Las selfies pueden dejar trastornos mentales

Expertos de la Asociación Americana de Psiquitría, definieron a quienes les gusta tomarse fotos a sí mismos, como personas que padecen de un trastorno mental llamado “selfitis”.

La modalidad de tomarse selfies y subirlas en las redes sociales, pueden ocasionar problemas mentales, como depresiones o paranoia, si no se obtiene el reconocimiento de la gente.

La gratificación de lograr la aceptación social tiene varios efectos en la persona que coloca la selfie en el twitter, facebook o instagram, ya que algunos se emocionan al lograr algunos pocos «me gusta», mientras otros necesitan conseguir todos los que puedan y se vuelven adictos a este reconocimiento.

Por otro lado, si la respuesta continúa siendo negativa, esto ocasionaría dañar la confianza de la persona o crear pensamientos negativos hacia sí mismo, bajando así su autoestima.

Laurinda Pestana / Noticias24