X

Fotos

Venezolanos en deuda con el ambiente: cada uno produce 10 toneladas de CO2 al año

Infografía: Jhoan Salgado

(Caracas, 3 de septiembre. Noticias24) – La contaminación por emisiones de gases de efecto invernadero aumenta cada día por producciones industriales y sociedades consumistas. Investigadores venezolanos han alertado que el país se encuentra entre las 20 naciones que emiten mayores cantidades de dióxido de carbono (CO2) por persona.

Alrededor de 10 toneladas de CO2 al año es lo que produce cada venezolano, según un estudio de varios investigadores de la Universidad de Los Andes (ULA) con datos del Banco Mundial, del Ipcc -que es el Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas-; la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (Oimt).

Julio Centeno, uno de los docentes de la ULA que ha informado sobre esta situación, indicó a Noticias24 que durante los últimos 10 años «se aumentaron las unidades de emisiones de CO2» en el país. «Se registraron 200 millones de toneladas de CO2 por año solamente por el combustible de fósiles, más otros 100 millones de toneladas emitidas por la deforestación en Venezuela».

Centeno informó que, según los cálculos de los informes de Petróleos de Venezuela, más las cifras de deforestación de la Oimt, en Venezuela se estima que cada habitante produce 10 toneladas de CO2 al año. «Es un valor muy alto, incluso comparándolo con países desarrollados».

Sobre las causas que producen estos valores, Centeno aseveró que «no sorprende» que los habitantes produzcan estas cantidades de CO2. «La gasolina es una cosa que es regalada, la gente la usa y la derrocha, el gas es regalado y muy barato, eso hace que la gente derroche el gas al igual que el gasoil. La luz está subsidiada y el 40% de la electricidad viene de energía termoeléctrica, que también emite CO2».

Centeno asegura que el problema trasciende mundialmente, cuando los niveles de CO2 y de otros gases de efecto invernadero han aumentado hasta llevar la temperatura del planeta hasta 1 grado centígrado en comparación con la época preindustrial que va desde 1880 a 1920.

Lo «alarmante» de este dato, es que las convenciones internacionales, acordaron en 2009 evitar que las temperaturas del planeta llegaran a 2 grados centígrados para finales del siglo XXI, dado que serían condiciones que llevarían el cambio climático en el planeta de «peligroso» a «catastrófico».

«La gente cree que 2 grados no es nada, pero es la temperatura de todo el planeta (…) Si se continúa con la tendencia actual, a finales de siglo llegaríamos a 4 grados centígrados y el nivel del mar se elevaría como a 25 metros, las enfermedades se propagarían y la población mundial se reduciría», alertó Centeno.

El investigador indicó que para evitar esto, los entes gubernamentales, así como las personas, deben implementar ciertas medidas que disminuyan los gases de efecto invernadero:

Proyectos de Estado para reducir la emisión de CO2 en el país:

– Prohibir la deforestación.

– Imponer reglas de importación de motores para los vehículos que tengan un gasto de gasolina menor por kilómetro, y así reducir el consumo de gasolina.

– Prohibir el uso de bombillos incandescentes.

– Realizar un plan para mejorar la eficiencia de energía y reducir las emisiones de CO2 por cantidad unitaria del Producto Interno Bruto (PIB).

Consejos para disminuir las emisiones de CO2 por persona

– Apagar los bombillos cuando no se estén utilizando.

– Evitar las bajas temperaturas en los aires acondicionados.

– Evitar utilizar el automóvil cuando sean distancias muy cortas que transitar.

– Hacer uso consciente del agua.

– Hacer uso consciente del consumo de electricidad.

Ciudadanos preocupados, pero no ocupados

Video: Noticias24, 2 de septiembre de 2014

El equipo de Noticias24 recorrió varias zonas verdes y avenidas transitadas de la ciudad capital para consultar la opinión de las personas sobre los niveles de contaminación. La mayoría se mostró de acuerdo con que «no existe conciencia ecológica» en el venezolano, y en que su conducta maltrata no solo el ambiente, sino además la salud y el día a día de las personas.

«Sí han aumentado las emisiones de estos gases, por ejemplo de los vehículos, porque gracias a la revolución, el venezolano tiene más acceso a comprarse un carro o una moto, eso no es malo tampoco, pero hay que ver hasta qué punto perdemos el beneficio personal y hasta qué punto podemos llegar a desestabilizar el medio ambiente», dijo Ángela Fernández.

Por otro lado, William Ugarte, artesano que trabaja con materiales reciclables asegura que la contaminación «es un daño irreversible». «Hay que crear una escuela. Es un problema de educación moderar la conducta del ser humano. No es ponerse una camisa que diga salvar el planeta y andar botando basura, esos no son valores», señaló.

William Alvarado, cantante y activista, manifestó que la solución es cambiar la conducta «facilista». «Los invitamos a caminar y a montarse en una bicicleta, hay que entender que hay otros métodos. Caracas es un sitio plano en donde podemos andar en bicicleta».

Daniela Esculpi, comerciante de accesorios reciclables expresó que la conducta va de la mano con los programas del Estado que ayuden a cambiarla. «Hay mayor contaminación porque cada vez somos más consumistas: hay ciclovías en la ciudad (de Caracas), pero no se les da la publicidad adecuada y también te pones a ver: ¿cómo sales a manejar bicicleta si te pueden robar luego?», cuestionó.

Programas ambientales del Estado

Foto: Min. Ambiente/Misión Árbol

El gobierno venezolano ha mostrado su preocupación por cuidar el medio ambiente. En diciembre de 2012, la Asamblea Nacional aprobó el «Plan de la Patria» del presidente fallecido, Hugo Chávez, en el que se establece en un quinto objetivo «contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana».

Además en el año 2006, por iniciativa de Hugo Chávez, se creó la Misión Árbol, la cual establecía la protección de los sistemas ambientales para conservar el agua potable y la biodiversidad, y reducir a la vez el impacto de la intervención humana.

Sobre este proyecto, Centeno explicó que a pesar de que, según datos publicados, se habían plantado 40.000 hectáreas en siete años, «en el mismo período se deforestaron 2 millones de hectáreas en todo el país«. «No se está haciendo nada, es solo 2% de lo que se desforestó en el mismo período de tiempo».

«Lo que proponemos es que se planten 300.000 hectáreas por año para compensar lo que se destruye». Señaló.

El presidente Nicolás Maduro hizo un llamado a los movimientos ecológicos a «dar un paso adelante» en un nuevo modelo económico y sobre la economía verde: “En el mundo hay un debate sobre ese tema, la economía verde. Nosotros estamos insertos en ese debate”.

Además, informó que Venezuela participará en septiembre del próximo año en un debate sobre el cambio climático, encabezado por el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon.

«Nosotros tenemos que levantar un modelo económico y tecnológico desde la Venezuela socialista que ayude a construir una economía verde», completó Maduro.

Escrito por: María Eugenia Hernández/Noticias24
Vídeo & Edición: Julio Vidal/Noticias24