X

Fotos

Tres candidatos compiten por regir el futuro de Brasil

Foto: www.telegrph.co.uk

(Caracas, 05 de octubre. Noticias24) – Para este 5 de octubre están pautadas las elecciones en Brasil. Tres son los candidatos favoritos que avanzan en la carrera por la Presidencia de la República Federativa, pero dos mujeres ostentan los primeros lugares de las preferencias. Los retos: la economía y la agenda social. En debate: la integración suramericana y la política exterior.

Así lo consideraron algunos internacionalistas venezolanos, quienes fijaron posición respecto al proceso que mantiene en vilo a la región latinoamericana y ya registra un aumento del electorado nacional, que pasó 135.804.433 votantes en 2010 a 141.824.607 en 2014, lo que representa un incremento de 4,43%.

Los sondeos publicados recientemente indican que las candidatas más votadas serían la actual presidenta, Dilma Rousseff por el Partido de Trabajadores, y Mariana Silva por el Partido Socialista, mientras que una tercera opción la ocuparía Aécio Neves por el Partido de la Social Democracia Brasileña.

Rousseff lidera con un 40 % seguida por la ecologista Marina Silva, que tiene una intención de voto en torno al 25 %, pero que cayó considerablemente en las últimas encuestas, lo que le ha dado nuevos bríos a Neves de cara a una posible segunda vuelta, necesaria si ningún candidato supera el 50 %.

Este jueves se hizo el cierre oficial a la campaña electoral que inició el pasado 6 de julio,con la conclusión de los espacios de propaganda en televisión y radio, no obstante, la campaña seguirá en las calles hasta el sábado, un día antes de que los brasileños acudan a las urnas.

Para Félix Orellano, internacionalista, un posible cambio en la presidencia del país brasileño podría representar cambios frente al Mercado Común del Sur (Mercosur) y la integración latinoamericana.

El panorama se torna difícil – dijo-, “el desasosiego y malestar en Brasil no inició cuando Marina Silva arrancó la candidatura, ya había año y medio de protesta y cuestionamiento porque Dilma Rousseff ha tenido que cargar una pesada herencia de corrupción dejada por Inácio Lula da Silva”.

El experto Félix Orellano define al candidato Aécio Neves como la mejor opción.

Por una parte, Rousseff “ha sido cuestionada por el intervencionismo, la falta de incentivo y la libertad económica y financiera”. En este orden, Marina Silva llegó a decir que “hay que eliminar el chavismo que ha penetrado en la política exterior brasileña”.

Orellano define al candidato Aécio Neves, quien ocupa el tercer lugar en las encuestas, como la mejor opción. “Tiene la mejor propuesta, el mejor proyecto y el mejor equipo, pero quizás no tiene el carisma de las otras dos candidatas”.

De acuerdo a su análisis, Neves podría definir en una segunda vuelta del proceso electoral, por lo que el triunfador se vería “en la necesidad de asumir negociaciones complicadas”.

El internacionalista refirió que el desafío más grande que tendrá el ganador será generar empleo e incrementar las inversiones y la participación del sector productivo.

Posible cambio representaría “giros menores”

¿De ganar Marina Silva qué grandes cambios podrían haber?, es la interrogante de Elsa Cardoso, internacionalista, quien expresó que un cambio en la presidencia de Brasil representaría “giros menores”.

De acuerdo a su experiencia en el ámbito, “no es mucho lo que dice el programa que presenta Silva sobre la política exterior, solo aporta que introducirá cambios económicos, acercar el Mercosur y a Brasil a la Alianza del Pacifico (tema que es adelantado por Chile), así como abrir el Mercosur a las negociaciones bilaterales con la Unión Europea, algo a lo que Brasil se ha resistido hasta ahora”.

Elsa Cardoso: “Esto le hace bien a la democracia brasileña y al sistema político porque Rousseff se ha visto obligada a refrescar su mensaje”.

El programa de la candidata también hace énfasis en los temas ecológicos globales y derechos humanos, este último, fue una proclama de Rousseff cuando participó por primera vez en las elecciones.

Lo que sí causó una “sacudida” importante en el ámbito electoral, fue la postulación de Marina Silva, de acuerdo a la apreciación de Elsa Cardoso, debido a que ha permitido interesantes debates.

Esto le hace bien a la democracia brasileña y al sistema político porque Rousseff se ha visto obligada a refrescar su mensaje y mostrarse más activa en la campaña, ya que Marina Silva no parecía tener fuerza por si sola y ahora, se presenta con altas posibilidades de llegar a la presidencia”, acotó Cardoso.

Reiteró que Brasil tiene parámetros institucionales y cualquier cambio seria gradual, tras destacar que quien asuma la presidencia estaría obligado a negociar con el congreso, en busca de acuerdos con distintos grupos políticos.

Otro desafío sería promover un cambio en el sector privado brasileño el cual requiere políticas de mayor apertura, “no hay que olvidar que Brasil es uno de los países que más tardíamente bajó aranceles y que más tardíamente se abrió al comercio internacional”.

De obtener la presidencia Marina Silva, “se trataría de una presidenta no muy veterana en ese ámbito”-enfatizó Elsa Cardoso- , aunque fue ministra del gobierno del expresidente Lula le tocaría aprender las destrezas que aprendió Rousseff.

Finalmente, comentó que Brasil tiene desafíos económicos por delante, entre ellos mantener la agenda social y el ritmo de crecimiento económico.

“Los resultados serán estratégicos”

Foto: www.taringa.net

Jesús Cepeda, diputado a la Asamblea Nacional e integrante de la Comisión de Política Exterior, infirió que el proceso electoral de Brasil “puede marcar el rumbo de los adelantos en integración suramericana e incluso en el Mercosur.

Alegó que Brasil es la principal economía latinoamericana y con el gobierno de Lula implementó mecanismos que contrastan con las tesis neoliberal.

Denominó a Brasil como el “gigante suramericano y la principal economía latinoamericana”, por ello valoró la participación del Estado como un factor de atención para atacar la pobreza y la desigualdad social, en un país grande con una población cercana a los 200 millones de habitantes.

Para Cepeda, estas elecciones plantean una polarización. “Marina Silva presenta una tesis de un mínimo Estado, posición contraria a la política de Brasil como factor que marca la pauta del desarrollo de toda la economía”.

Según el parlamentario venezolano, cualquier resultado que no favorezca a la actual presidenta implicaría cambios en la manera de concebir el proceso de integración.

Jesús Cepeda: “Brasil es la principal economía latinoamericana y con el gobierno de Lula implementó mecanismos que contrastan con las tesis neoliberal”.

“Cambiaría la visualización del proceso de intercambio comercial con contenido de solidaridad por un modelo basado en el interés del Mercado de Libre Comercio, por encima de las necesidades del colectivo social latinoamericano”, puntualizó.

Manifestó que el principal desafío que debe enfrentar otro ganador es “ver cómo impone su tesis” en un espacio que ha avanzado con un tratado de comercio para los pueblos y no para las empresas.

No obstante, de ser reelecta Rousseff, se complementará un proceso que ha generado grandes beneficios para Latinoamérica y el Caribe.

Voto electrónico

Esta nación suma más de 20 años apalancada en el uso de tecnología electoral, lo que le ha permitido desarrollar un modelo de voto electrónico.

El Estado brasileño desarrolló su propia tecnología, apoyado en los servicios de empresas especializadas, y automatizó todas las fases de los comicios: identificación del elector, votación, escrutinio y totalización.

Estas elecciones se han convertido en una de las más comentadas en el mundo, tanto porque marcarán el futuro de la sexta economía del planeta, como porque las vicisitudes de la política abrieron el escenario para que sean dos mujeres, las que ostenten -al menos en los números de las encuestas – los primeros lugares en las preferencias para ocupar la presidencia.

Por: Angélica Sánchez / Departamento de Investigación /Noticias24

Andrea Velásquez/ Noticias24

Andrea Velásquez/ Noticias24