X

Fotos

En imágenes: miles de personas celebran en el triunfo del “No” en Escocia

Foto: AFP

(Edimburgo, 19 de septiembre. AFP) – “Yessss!”. El grito que salió de madrugada por una ventana de Edimburgo sintetizaba el alivio de los partidarios de que Escocia siga en el Reino Unido tras dos años de debate intenso y agotador.

Mire más

La reina insta a trabajar constructivamente por el futuro de Escocia
Rajoy: “Estamos muy felices” del No a la independencia de Escocia (+video)

Video: AFP, 19 de septiembre de 2014

 “Me siento aliviada”, dijo Louise Fleming, de 21 años. La joven había pasado toda la noche en el centro de recuento de votos de Edimburgo y se iba derecho a la cama.

“He estado en pie 24 horas. Ayer era el día más importante para conseguir la movilización”, explicó.

“Llevará tiempo volver a la unidad, ha sido un referéndum que ha provocado mucha división, no podemos esperar que todo sea magnífico mañana mismo, pero ha ocurrido lo mejor”, estimó Fleming.

Cinco minutos apenas estuvo el “sí” a la independencia al frente durante el anuncio de los resultados, que se alargó toda la noche. Se sucedían los anuncios de las circunscripciones y progresivamente parecía claro que el “no” iba a ganar.

Nicola Sturgeon, la viceprimera ministra del gobierno regional, del Partido Nacional Escocés, fue la primera en dar señales de derrota en una entrevista con STV, la televisión escocesa.

“Si se confirma…”, “si se confirma…” decía una y otra vez con rostro grave, al inicio de cada frase, para pasar directamente a abordar las consecuencias de una derrota.

El anuncio de la victoria nacionalista en Glasgow fue, paradójicamente, la puntilla: el margen no era suficiente para invertir una tendencia general negativa.

Finalmente llegó la derrota. Y los “yessss!” de alivio, en la ventana del barrio de Haymarket y en otras muchas. En otras, noes de pena inaudibles desde fuera.

En la estación de trenes de Haymarket el trasiego era igual al de cualquier día.

Bajo la mirada de Andreia Rodrigues, una empleada brasileña de la cafetería de la estación, cientos de pasajeros iban al trabajo.

“Empezaba a trabajar a las 4 y media. Dormí, pero podía oír a los vecinos ir y venir, y hablar. No sé que decían pero muchos estuvieron despiertos toda la noche”, explicó Rodrigues.

Aunque votó “sí” -podían votar todos los residentes en Escocia mayores de 16 años, fueran británicos o no-, entiende perfectamente por qué ganó el “no”, ella que ha sufrido devaluaciones, hiperinflación y cambios de moneda.

“No creo que los escoceses quieran estar en el Reino Unido pero tuvieron miedo de cosas como el cambio de divisa. Y no les culpo. Soy brasileña, y cambiar de moneda es horrible, te acuestas con una cantidad de dinero y al día siguiente tienes otra”, dijo.

La vida sigue igual. Y el tiempo también…

Danny Trench, de 23 años, era uno de esos pasajeros y supo encontrar consuelo en la derrota. “Estoy decepcionado, pero las cosas seguirán como estaban, así que tampoco va a cambiar mi vida”, dijo a la AFP.

Tampoco cambió el clima, así que seguía la lluvia fina, la niebla y el cielo gris.

Históricamente los independentistas no eran más de un tercio de la población. Por eso, cuando un sondeo los puso al frente hace dos semanas, las expectativas y la pasión se desbordaron.

“Estoy increíblemente triste. Estuvo tan cerca… En los últimos seis meses tuve esperanzas de una vida mejor”, explicaba Iain, un estudiante de 21 años que abandonaba derrotado la esplanada frente al Parlamento escocés.

Los muchachos de 16 años podían votar por primera vez y a algunos no les gustó que su debut como elector se saldase con una derrota.

“Estoy destruida. Todos pensábamos que iba a ser al revés. Pensé de verdad que el sentimiento de la gente era otro”, dijo Charlotte Darroch, de 16 años.

“Mantengamos la cabeza alta”, se dijo inmediatamente, “esto no es el fin de la campaña por la independencia”.

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Por Alfons Luna, Katherine Haddon y Ouerdya Ait Abdelmalek