X

Fotos

El dengue y el chikungunya, dos enfermedades parecidas que llaman a la prevención (+infografías)

Infografía: Jhoan Salgado/ Noticias24

(Caracas, 07 de octubre- Noticias24).- Debido a la “diseminación de la transmisión de la fiebre chikungunya en las Américas, y el inicio de la mayor circulación del dengue en Centroamérica y el Caribe”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado a sus estados miembros a incrementar los esfuerzos para minimizar la densidad de los vectores, los mosquito Aedes Aegypti y Aedes albopictus.

El refuerzo de las estrategias y medidas que tradicionalmente se utilizan para combatir el dengue, entre ellas la fumigación y abatización para la eliminación de criaderos, así como “el manejo adecuado y oportuno” de los casos y la implementación de “una efectiva estrategia de comunicación” dirigida a la población, son las recomendaciones que ha hecho la OMS.

En atención a este llamado, Venezuela activó una campaña nacional para controlar y combatir tanto el dengue como el virus de chikungunya, que ha sido desarrollada por el Ministerio para la Salud en los diferentes estados del país, donde se han llevado cabo labores de fumigación y eliminación de criaderos de los mosquitos transmisores de estas enfermedades.

Los estados que hasta el momento registran mayor afectación por la fiebre chikungunya son: Aragua, Carabobo, Vargas, Distrito Capital, Guárico, Mérida, Miranda, Lara, Bolívar, Anzoátegui, Bolívar, Barinas y Zulia

De acuerdo con los últimos datos oficiales, dados a conocer por el presidente de la República, Nicolás Maduro, en Venezuela se han diagnosticado y tratado 634 casos de chikungunya, reportados como confirmados. Sin embargo, la ministra para la salud, Nancy Pérez , ha alertado que hay más de 2.000 casos sospechosos, que en algunas ocasiones son confundidos con el dengue.

En relación con el tratamiento médico, el Ejecutivo nacional también ha informado que fueron redoblados los esfuerzos para que aparezcan nuevamente medicamentos como el acetaminofén, indicado para aliviar la fiebre y los dolores producidos por el dengue y chikungunya, que se había agotado en las farmacias.

Los esfuerzos se han intensificado en las entidades donde ha sido confirmada la presencia del virus, estos son: Carabobo, Guárico, Barinas, Aragua y Miranda.

Dicho plan está bajo la responsabilidad del Estado Mayor contra Dengue y el Chikungunya, integrado por instituciones nacionales, estadales y municipales, conjuntamente con la comunidad organizada.

Lo que usted debe saber sobre el dengue y el chikungunya

Infografía: Jhoan Salgado/ Noticias24

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el chikungunya es una infección causada por el virus que lleva el mismo nombre, de tipo arboviral, transmitida por la picadura del mosquito Aedes albopictus o “mosquito tigre”. Mientras que el dengue es una enfermedad infecciosa causada por el virus del dengue, del género flavivirus o estegomia calopus que es transmitida por el mosquito Aedes aegypti o “patas blancas”.

Aunque ambas enfermedades presentan prácticamente los mismos síntomas, entre ellos fiebre, dolores musculares, erupciones cutáneas, entre otros signos, lo que hace difícil identificarlas, los dolores en el paciente infectado por el virus Chikungunya, además de ser musculares se extienden a las articulaciones, afectando mayormente los tobillos, las muñecas y las articulaciones pequeñas de la mano. Otra característica que permite diferenciar a una enfermedad de la otra es la relacionada con la hemorragia o discrasia, esta es más común en pacientes con dengue.

De todos modos, ante la presencia de un caso sospechoso de dengue o chikungunya, el paciente debe practicarse pruebas específicas para cada una, para determinar la frecuencia de los síntomas que varían en cada una de las enfermedades. En el caos de la fiebre chikungunya, los signos o síntomas se comienzan a presentar entre tres y siete días tras haber sido picada la persona por el mosquito.

El primer caso de fiebre chikungunya, cuyo nombre significa “aquel que se encorva”, se reportó en nuestro país el pasado 31 de mayo y corresponde, según lo informado por las autoridades, a un paciente que había regresado de un viaje a República Dominicana.

Las mujeres embarazadas, los niños menores de un año, los adultos de la tercera edad y las personas que tienen capacidad inmunológica disminuida, son los más vulnerables a la picadura de los mosquitos.

Las autoridades han pedido a la población en general “no automedicarse” y que, en caso de presentar síntomas de cualquiera de los dos virus, acudan a los centros de salud para ser diagnosticados y tratados oportuna y adecuadamente.

El Gobierno nacional ha asegurado la dotación de la red de atención médica primaria, conformada por los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y de los módulos de Barrio Adentro. También ha garantizado los recursos para continuar y reforzar las labores de fumigación y abatización.

“No tenemos duda que esta batalla la vamos a ganar, necesitamos unidad para arrancar con todo en todos los municipios, para dar una respuesta integral, para fortalecer los mecanismos”, afirmó en declaraciones recientes la ministra para la salud Nancy Pérez.

Este martes, en Gaceta Oficial número 40.512, de fecha 06 de octubre de 2014, el Gobierno declaró la fiebre chikungunya como evento de notificación obligatoria por parte del personal de los establecimientos médicos asistenciales públicos y privados del país.

La disposición publicada por el Ministerio de Salud expresa que el personal médico asistencial de los ambulatorios, hospitales, centros de salud, clínicas y laboratorios públicos y privados notificarán diariamente por la vía más expedita al distrito o municipio sanitario que le corresponda, los casos sospechosos, probables o confirmados, así como se hace con el dengue.

En temporadas de lluvias, como la que se registra actualmente en el país, se hace indispensable la conciencia y el esfuerzo de toda la población venezolana. La prevención debe comenzar en cada hogar con la eliminación de criaderos de mosquitos y zancudos. Recuerde y hágase eco de la campaña nacional: “Al mosquito ni agua”.