X

Fotos

América Latina celebra el Día de la Alimentación con el primer lugar en la lucha contra el hambre

Infografía: María Gabriela De Sousa / Noticias24

(Caracas, 16 de octubre- Noticias24).- Las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se ha planteado el desafío de erradicar el hambre, un compromiso que cobra mayor fuerza hoy en el Día de la Alimentación. Cada 16 de octubre, desde 1979, los pueblos son llamados a sensibilizar sobre el problema alimentario mundial y a fortalecer su lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

Aunque todavía queda mucho por hacer, América Latina y el Caribe celebran este día con la satisfacción de ver reconocidas sus políticas que le han valido el reconocimiento en la mayoría de sus naciones en esta lucha, pero con un mayor compromiso que los llama a continuar fortaleciéndola.

La FAO reconoce que “la alimentación es un requisito para la supervivencia, el bienestar de la humanidad y una necesidad humana fundamental”, además forma parte de los “Objetivos de Desarrollo y Más Allá de 2015” de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). La meta: llegar al “Hambre Cero” erradicando la pobreza extrema conjuntamente.

De acuerdo con cifras de la FAO en su último Informe del Estado de la Seguridad Alimentaria, se calcula que unas 805 millones de personas están cronicamente subalimentadas, tomando como período de estudio desde el año 2012 hasta 2014.

Esto supone una disminución de más de 100 millones de personas en la última década y 209 millones menos que en los años 1990 y 1992, detalla el informe.

El representante de la FAO en Venezuela, Marcelo Resende informó a Noticias24 que en la última década los países de América Latina y el Caribe han “avanzado” en políticas que ayuden a erradicar el hambre en la población.

Yo creo que en América Latina y El Caribe estamos muy bien posicionados con la seguridad alimentaria, porque hay un compromiso político de los gobiernos para combatir este flagelo (…) Yo creo que hoy hay un ambiente mucho más fuerte por la distribución de la renta y la disminución de la desigualdad en América Latina y El Caribe, sin duda es uno de los principales factores para disminuir y erradicar el hambre”, manifestó Resende.

Asimismo, en el informe de la FAO se muestra “un progreso” en materia de reducción del hambre en el mundo y de seguridad alimentaria en los países de América Latina.

En porcentajes, la FAO indica que la prevalencia de la subalimentación ha descendido del 18,7% al 11,3% en el mundo y del 23,4% al 13,5% en los países en desarrollo.

Otros países que lograron disminuir el porcentaje de desnutrición de acuerdo a los “Objetivos del Milenio” fueron Argelia, Angola, Bangladesh, Benín, Brasil, Camboya, Camerún, Chile, República Dominicana, Fiji, Honduras, Indonesia, Jordania, Malawi, Maldivas, Níger, Nigeria, Panamá, Togo y Uruguay.

Los que lograron también las metas establecidas por la Cumbre Mundial de Alimentación han sido Armenia, Azerbaiyán, Cuba, Djibouti, Georgia, Ghana, Guyana, Kuwait, Kirguistán, Nicaragua, Perú, San Vicente y las Granadinas, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Tailandia, Turkmenistán, Venezuela y Vietnam.

El camino para lograr el objetivo: “Hambre Cero”

Desde el período 1990 y 1992, 63 países han alcanzado la meta de erradicación del hambre del Objetivo de Desarrollo del Milenio disminuyendo sus tasas de subalimentación por debajo del 5%, y 25 países han alcanzado el objetivo más exigente de la Cumbre Mundial de la Alimentación.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, destacó el “Desafío Hambre Cero” planteado por el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon en 2012, como una iniciativa que podría ayudar a alcanzar un mundo sin hambre para finales de este siglo.

Para lograr esto, los Estados Miembro de la ONU deben emprender una serie de actividades económicas ordenadas desde los gobiernos, que combinen esfuerzos productivos y aseguren la preservación de los recursos naturales.

Una de las medidas que señala el informe de la FAO sobre los puntos del “Hambre Cero” es reducir la pérdida de alimentos, para lo cual se hace necesario sensibilizar a los consumidores, invertir en mejores infraestructuras post-cosecha y reducir las pérdidas de alimentos, evitando usar los recursos naturales en primer lugar, pudiéndolos utilizar así para próximas cosechas o generaciones futuras, explica la organización.

También se ordena destinar inversiones públicas y privadas para aumentar la productividad agrícola, garantizar un mejor acceso a los insumos para el cultivo de la tierra, el mantenimiento de los servicios y las tecnologías de los mercados.

Resende señaló que la mejor política implementada es tener un plan que agrupe a varios mercados internacionales para lograr la erradicación del hambre.

“Yo creo que aquí ha evolucionado mucho combatir el hambre porque no se puede pensar en el hambre con planes propios, es importante tener un plan en conjunto, por ejemplo en América Latina se hace con la Celac, el Mercosur y Petrocaribe, en donde se congregan todos los países que tiene una agenda fuerte de prioridad política para el combate del hambre”, señaló Resende.

Reconocimiento a Venezuela

Foto: Prensa Presidencial

El presidente de la República, Nicolás Maduro, recibió un reconocimiento por parte de la FAO por las políticas alimentarias aplicadas en Venezuela como parte de la lucha contra la pobreza y el hambre.

De acuerdo con la FAO, entre 1990 y 1992, Venezuela registraba 13,5% de su población con hambre, mientras que entre 2007 y 2012 esta cifra se ubicó en apenas 5%.

La Misión Alimentación, implementada desde el año 2003 por el presidente fallecido, Hugo Chávez, es una de las políticas que ha generado “la distribución de los alimentos de manera equitativa en el pueblo”, señaló Resende.

“En Venezuela, específicamente, se siguen cumpliendo los Objetivos del Desarrollo del Milenio y se ha disminuido el número de personas con hambre en el país”, destacó el representante de la FAO en Venezuela.

Según el último informe del Ministerio de Alimentación, esta misión ha distribuido 4 millones de toneladas hasta 2013 de productos alimenticios de origen nacional e internacional, de primera necesidad, a través de los mercados populares del Estado.

“Nosotros creemos que una de las políticas más importantes en Venezuela fue la creación de la red publica o la Misión Alimentación. Hoy, Venezuela cuenta con una gran red púbica y sin duda esto permitió el mejoramiento de la condición alimentaria en el país”, dijo Resende.

Para el alto funcionario de la FAO, el esfuerzo de las misiones para “intensificar la distribución de alimentos justamente en los puntos más vulnerables de la población” es un ejemplo de Venezuela para América Latina de políticas públicas para combatir la pobreza extrema y el hambre.

El ministro para la Alimentación, Yván Bello, ha anunciado reiteradamente “el reordenamiento” de la Misión Alimentación que velará para que los rubros alimenticios sean repartidos equitativamente a la población.

“La Misión Alimentación, mi equipo y yo estaremos al frente dando la batalla (…) y poner al frente de las autoridades competentes aquellas personas inescrupulosas que atenten contra la soberanía y seguridad alimentaria”, dijo el ministro durante un encuentro con misioneros de la Misión Alimentación celebrado en Caracas.

El presidente Nicolás Maduro también ha hecho un llamado a las comunidades y a las vicepresidencias sociales a avanzar en la producción de los alimentos para el país.

“Tenemos que convertir con un plan bien diseñado cada escuela y liceo en una instancia productora de alimentos que complementen la dieta escolar de esa instalación”, manifestó desde la instalación de la Corporación Nacional para la Alimentación Escolar.

Por: María Eugenia Hernández/Noticias24