X

Fotos

Día Mundial para la Prevención del Cáncer de Mama: “Todo a tiempo es curable”

Foto: Armando Roque / Noticias24

(Caracas, 19 de octubre- Noticias24).- Un día como cualquier otro algo en tu cuerpo podría cambiar y desde ese momento comenzarías a enfrentar una gran batalla por la vida. El cáncer de mama no escoge raza, color, clase social, ni edad. No esperes a que sea tarde y tócate, porque “todo a tiempo” es curable.

El cáncer es una enfermedad tan agresiva que no tiene medidas y cada día aumenta su número de víctimas. Cada año se diagnostican 12.66 millones de casos de cáncer en el mundo, de los cuales 1.38 millones son de cáncer de mama y 458.000 de ellos terminan en muerte, según datos de la Organización Mundial de Salud (OMS).

La mayoría de las muertes se producen en los países de ingresos bajos y medios (269.000), donde casi todas de las mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama en estado avanzado, debido a la falta de sensibilización e información sobre la detección precoz y los obstáculos que se presentan en cuanto a los servicios de salud.

“En Venezuela cada año mueren 1800 mujeres de cáncer de mama”, de acuerdo con cifras de SenosAyuda.

En Venezuela se presentan diariamente 11 casos de cáncer de mama, de los que lamentablemente siete terminan en muerte, según explicó la gerente general de SenosAyuda, Nancy Cardozo: “Esto sucede porque no se detecta a tiempo y es por eso nuestro lema: el cáncer es curable si se detecta a tiempo. Muchos de estos casos de muertes son debido a una detección tardía y esto sucede por la falta de información y por el miedo”.

Cardozo acotó que si las personas, tanto hombres como mujeres, “presentan alguna anomalía en la zona de la mama es imprescindible dirigirse inmediatamente al médico”.

Las tasas de supervivencia del cáncer mamario varían mucho en todo el mundo, desde el 80% o más en América del Norte, Suecia y Japón, pasando por un 60% aproximadamente en los países de ingresos medios, hasta cifras inferiores al 40% en los países de bajos ingresos.

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Cáncer de Mama y lo que se pretende es generar conciencia, y sensibilizar a todas las mujeres y hombres sobre la importancia de acudir al médico para un diagnóstico temprano que va a garantizar más posibilidades de controlar la enfermedad.

La sensibilización de la gente sobre el problema del cáncer de mama y los mecanismos de control, así como la promoción de políticas y programas adecuados, son estrategias fundamentales para disminuir los porcentajes de muertes debido a esta enfermedad.

El control de los factores de riesgos modificables, una buena alimentación, la practica de actividad física, una disminución en el consumo de alcohol, el control del sobrepreso y la obesidad, podrían llegar a tener un efecto de reducción de la incidencia de cáncer de mama a largo plazo.

Los hombres también pueden sufrir cáncer de mama

Para todos es conocido que el cáncer de mama es más predominante en las mujeres, sin embargo las patologías mamarias también pueden afectar a los hombres. A pesar de que es una situación no muy común y su incidencia no alcanza ni el 1% de los casos diagnosticados de cáncer de mama, no debemos olvidar que ellos también pueden padecer esta enfermedad.

El cáncer de mama es diagnosticado de manera tardía en la mayoría de los casos debido a la falta de información, y en el caso de los hombres, por la rareza de que se presente, siempre se detecta demasiado tarde.

Los tratamientos que se realizan son similares en ambos casos -cirugía, quimioterapia, radioterapia u hormonoterapia-, pero debido a la característica de la mama del hombre, no se realizan cirugías con intención conservadora como en el caso de la mujeres.

Según lo explicado por los expertos, en el caso de pacientes hombres, generalmente la forma de presentación es un bulto en la mama, que hay que saber diferenciar de una afección benigna denominada ginecomastia, que implica el aumento de tamaño en forma global y sin induraciones. Otros síntomas son: piel con hoyuelos o arrugada, pezón o piel rojo o escamoso y secreción de líquido.

Esta enfermedad suele afectar a los hombres en edades más avanzadas que a la mujer, aproximadamente después de los 65 años, y en estos casos los antecedentes familiares también son factores de riesgo. En los hombres, tener enfermedades mamarias previas o algunas enfermedades hepáticas, aumentan el riesgo. Pero el factor más importante, pero poco frecuente, es el síndrome de Klinefelter, que se acompaña de atrofia testicular, entre otras patologías.

En los hombre, ante la presencia de cualquier síntoma que pueda inducir a un cáncer de mama, se debe proceder de la misma manera que en la mujer, es decir, haciéndose una mamografía y una ecografía mamaria.

“Recibí 8 quimioterapias y 36 radioterapias, se me cayó el pelo, las cejas, las uñas y todo”

Foto: Archivo Noticias24

En Venezuela son muchas las mujeres que han dado la batalla al cáncer de mamá. Muchas de ellas desconocidas para la mayoría, pero otras que todos conocen y que han decidido utilizar su estatus de persona pública para ayudar, enseñar y sobretodo prevenir a otras mujeres.

Este es el caso de la actriz de 67 años, Tania Sarabia, quien fue diagnosticada con cáncer de mama a los 54 años y tras luchar más de cinco años con esta enfermedad, logró ganar la batalla y hoy comparte su historia con todo el que se la pregunte.

“Me diagnosticaron cáncer a los 54 años. Yo me hice el autoexamen y me sentí una especie de ‘bultico’ y como yo sufría de una enfermedad fibroquística sabía que existía una posibilidad de sufrir de un tumor maligno o benigno”, explicó Sarabia.

La actriz venezolana cuenta que cuando su médico le dio el resultado positivo y le informó que su cáncer se encontraba en estado dos, lo primero que vino a su mente fue la posibilidad de morir.

Lo más difícil para mi durante esa etapa de mi vida fue el temor, el miedo a morirme. Apenas me diagnosticaron le pregunté a mi médico si iba a sobrevivir. Pensar en eso, en mi vida, en mi nieto, en no poder verlo crecer, fue lo más difícil. Porque esa enfermedad es en verdad muy dura”, expresó.

Sarabia: “Es importante no quedarte en la cama viendo al techo lamentándote, diciendo que te vas morir porque tienes cáncer, no, ese drama no, nada de eso”.

Tania es una mujer llena de vida y de mucha esperanza y entre las cosas más hermosas que recuerda de esa etapa está el apoyo de quienes la querían inclusive de aquellos que no conocía: “Tuve mucho apoyo familiar, de mis amigos y sobretodo de mi país. La gente por la calle me veía y me decían que estaban rezando por mí, que yo me iba a curar y de verdad me dieron mucho ánimo y sus palabras ayudaron mucho”, comentó.

No todos los casos de cáncer de mama son iguales, depende mucho del estado en el que se encuentre, de la persona y sobretodo del ánimo y las ganas de vivir que tenga el paciente.

“Yo recibí ocho quimioterapias y 36 radioterapias y después estuve cinco años con medicamentos. Durante ese período me sentí muy mal, se me cayó el pelo, las cejas, las uñas y todo” expresó Tania.

Muchos pacientes se deprimen y esto es normal, pero algo que ayuda mucho es la actividad, no quedarte en la cama viendo al techo lamentándote, diciendo que te vas morir que tienes cáncer, no, ese drama no, nada de eso”, agregó.

La actriz venezolana señaló que además de los cambios físicos que sufrió durante la batalla contra esta enfermedad, los cambios más importantes fueron en el plano personal y mental: “Cuando pasas por una etapa así, todo cambia, tu estructura mental, lo que tu pensabas acerca de las cosas, acerca de la gente, tu actitud para discernir cosas cambia totalmente. Te humanizas muchísimo más“.

Asimismo, Sarabia explicó la importancia que para ella tiene poder ayudar a difundir el mensaje de prevención: “Yo decidí que si quedaba viva esto sería mi apostolado y mi misión de vida. Informarle a todas las mujeres de mi país para que no pasaran por lo que yo estaba pasando. Como persona popular que soy era importante que me mensaje fuera masivo“.

Otras de las venezolanas que han luchado contra esta fuerte enfermedad son:

Daniela Bascopé, quien en el año 2007 se retiró de las pantallas para combatir un tipo de cáncer en el sistema linfático.

Alicia Machado, diagnosticada en 2012 y tras un año de lucha se sometió en 2013 a una operación con la que le puso fin a la enfermedad.

Eva Ekvall, quien fuera Miss Venezuela en el año 2000, murió en el año 2011, tras batallar contra un cáncer de mama que padecía desde hacía dos años.

Seis mitos sobre los causantes del cáncer de mama

1.- El uso de desodorantes: Tal vez has escuchado en algún momento que los antitranspirantes evitan que elimines las toxinas y pueden causar cáncer de mama. Esto no es verdad, no existe ningún fundamento o base científica que lo pruebe.

2.- Sufrir un aborto: No hay nada que indique que los abortos aumenten el riesgo. Sin embargo, está demostrado que las mujeres que dan a luz alrededor de los 20 años tienen menos posibilidades de desarrollar cáncer de mama.

3.- Tomar pastillas anticonceptivas: Según una investigación del National Human Genome Research, en la que participaron 4.600 mujeres con cáncer de mama y otras que no lo padecían, no se encontró ninguna conexión entre la píldora y la enfermedad.

4.- Los tratamientos de alisado del cabello: A pesar de que el cáncer de mama se presenta en menor frecuencia en mujeres afroamericanas que en caucásicas, la mortalidad por esta enfermedad es mucho mayor en esta etnia (afecta a un 37 por ciento).

Se ha esparcido el rumor de que se debe a los tratamientos alisadores que ellas utilizan, ya que contienen sustancias dañinas que el cabello absorbe, pero un estudio del National Cancer Institute de Estados Unidos, realizado en el 2007, demostró que no hay ninguna relación al respecto.

5.- Usar sostenes con aros: Este rumor surgió en 1995 cuando se publicó un estudio que decía que los sostenes con aros comprimían el sistema linfático y dificultaban el drenaje, lo que favorecía la acumulación de toxinas y podía derivar en cáncer de mama. Aunque se han realizado muchos estudios sobre el tema, ninguno ha podido demostrar esta afirmación.

6.- Tener los pechos grandes: En las mamas muy voluminosas puede resultar más complicado detectar un tumor, pero el tamaño del pecho no tiene nada que ver con el cáncer.

Caminata por la prevención del cáncer de mama

Foto: Minmujer

Este domingo, se realizará en la ciudad de Caracas una caminata con motivo a la celebración del Día Mundial para la Prevención del Cáncer de Mama.

El recorrido comenzará desde Los Símbolos hasta llegar a Los Monolitos, en Los Próceres, donde el público asistente podrá disfrutar de clases de yoga y bailoterapias, puntos de nutrición con conversatorios sobre la importancia del comer bien, jornadas de autoexamen y charlas sobre cómo prevenir a tiempo esta enfermedad, que es la segunda causa de muerte más frecuente en las mujeres de Venezuela, después de las enfermedades cardiovasculares.

Escrito por Marlubi Gómez / Departamento de investigación / Noticias24