X

Fotos

Tras 40 años de brotes, en diciembre podrían probarse las primeras vacunas contra el ébola

Foto: BBC Mundo

(Caracas, 31 de octubre- Noticias24).- Un virus con más de 40 años de brotes mantiene en emergencia al mundo. Países y gobiernos trabajan presionados por el incremento de casos y la rápida propagación, en la posible cura y prevención del ébola, que ha infectado a 13.703 personas desde el inicio de la epidemia en marzo de 2014, según la OMS.

El miedo por el contagio se ha propagado aún más rápido que el virus, lo que ha atraído fondos para la investigación. Gobiernos y empresas destinan ahora millones de dólares para crear la vacuna, que podría evitar que el ebola continúe propagándose y siga cobrando la vida de cientos y hasta miles de personas.

Estados Unidos, Canadá y Rusia ya tienen proyectos avanzados en esta materia. El Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, informó que la vacuna más avanzada será comercializada por el laboratorio GSK (Glaxo Smith Kline).

Esta vacuna actualmente se encuentra en su primera fase de estudio, su nombre es NIAID/GSK y es desarrollada por la farmacéutica Glaxo Smith Kline. Ya está siendo probada en voluntarios criminales de Estados Unidos, Reino Unido y Mali, y su eficacia ha sido previamente probada en animales.

Aunque los expertos explican que la creación de una vacuna no puede ser una tarea hecha con celeridad, tomando en consideración la importancia de que la vacuna se comercialice lo antes posible, el National Institute of Healthcare (NIH) colabora para que sea distribuida prontamente.

Una segunda vacuna que está siendo trabajada es la VSV-EBOV, producida en Canadá, cuyo gobierno ha donado un importante lote del producto a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se tiene previsto almacenar estas vacunas en el Hospital Cantonal de Ginebra, donde la OMS tiene su sede mundial, y una parte de ellas será enviada a los países más afectados para que se inicien los ensayos, entre ellos Sierra Leona, Guinea y Liberia, donde el virus circula intensamente.

Para realizar estas pruebas se requieren 250 personas sanas, en edades comprendidas entre los 18 y 65 años. Se tiene previsto que en las próximas semanas los ensayos de este producto se realicen en Alemania, Gabón, Kenia y Ginebra.

Cómo es el proceso para crear la vacuna contra el ébola

Infografía: Andrea Velásquez/Noticias24

Noticias24 consultó a la investigadora con doctorado en Biología, Flor Pujol, del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), para conocer a fondo todo lo referente a la creación de la vacuna contra el ébola.

“Obtener una vacuna para un virus es complicado, porque si uno revisa hay solo 15 vacunas virales. La primera fue la de la viruela, la más antigua de todas. Hay solo dos que son sintéticas, que son un pedacito, una proteína o una partícula del virus; pero el resto de las vacunas son, o el virus completo inactivado, como por ejemplo el virus de la rabia que es un virus no infeccioso, o son vacunas de virus vivos atenuados, es decir un virus que ha disminuido en su capacidad infectiva y en su patogenicidad”, señaló la investigadora.

El problema neurálgico, según Pujol, se centra en la imposibilidad de propagar la enfermedad para obtener el producto que permitiría la creación de una vacuna viva, lo cual podría explicar las dificultades que han tenido los investigadores del mundo para crear la inmunización desde que surgió el virus en 1976.

Flor Pujol: «Necesitamos de alguna forma que ese virus se multiplique un poco, por eso no es fácil crear una vacuna para el ébola»

“Necesitamos de alguna forma que ese virus se multiplique un poco, por eso no es fácil crear una vacuna para el ébola y entiendes la terrible complicación que significa. Quién puede concebir una vacuna viva para ébola siendo un virus tan patogénico”, se preguntó, al tiempo que refirió que se ha recurrido al enfoque molecular y a las vacunas sintéticas con ADN, con fragmentos, “pero en general esas vacunas son poco efectivas”.

Puso como ejemplo las vacunas contra la fiebre amarilla y el polio. “Esas sí son vacunas vivas, porque son virus atenuados (…) Ellos se multiplican, generan una buena inmunidad y así protegen al niño o a la persona. Para el ébola, obviamente no podemos pensar en eso, igual que para el VIH, por eso ha sido tan complicado tener vacunas para esas enfermedades”, explicó.

Pujol describió el proceso que actualmente se lleva a cabo para generar las proteínas necesarias, que permitan la creación de la inmunización: “Para el ébola se tomaron las proteínas de la cubierta que es la que expulsa los anticuerpos que han pasado de un paciente a otro. Estas proteínas se insertaron en el cromosoma en otro virus y de esa forma se infecta y se vacuna con un virus vivo, que se va a multiplicar y me va a producir muchas de esas proteínas en la persona, que va a generar los anticuerpos contra la proteína ébola sin estar en contacto con el virus”.

“Esas dos vacunas que se escogieron por la emergencia se pasaron a fase uno, esas vacunas en general pueden estar listas en casi diez años, transcurre mucho tiempo desde que las diseñan y se hacen las pruebas”, sostuvo Pujol. Sin embargo, aclaró que debido al estado de emergencia se ha incrementado la capacidad de producción para tratar la difícil coyuntura.

“Esto puede demorar varios años, pero como estamos en condición de emergencia se permiten acortar un poco los tiempos, estamos en una fase de producción acelerada, dado lo inmensamente necesario que significa una vacuna”, indicó.

Pujol detalló cuáles son los pasos que deben seguirse para alcanzar la aprobación de una vacuna: “La primera prueba o fase es la experimentación, por ejemplo, en este caso tenemos modelos animales que son los primates humanos: los monos. Esta es la fase de investigación y desarrollo que puede demorar mucho, tienes un mono, lo vacunan con una de estas dos dosis que pueden llamarse quimera, la quimera es una vacuna que produce la proteína de ébola, porque si inoculo a estos macacos con el virus de ébola ellos van a morir, a menos que la vacuna haya proseguido”.

Pujol: “La fase uno consiste en probar la vacuna en cien humanos y se estudia si tiene o no tiene efectos tóxicos»

“La fase uno consiste en probar la vacuna en cien humanos y se estudia si tiene o no tiene efectos tóxicos. Hay que estudiar a las personas, si no tienen alergia, si no se intoxicó, si les dio dolor de cabeza, dolor de brazo”, señaló.

Seguidamente, se inicia la segunda fase. Según Pujol, esta consiste en involucrar a 200 o 500 personas para otras pruebas. En un tiempo de tres o más días de haberse aplicado las vacunas, se evalúa si las dosis produjeron anticuerpos contra el virus. “Esa es la forma de demostrar que los individuos produjeron los anticuerpos que estamos buscando que se produzcan para protegerlos, y después es que uno pasa a la fase tres que es la efectividad”.

En la fase tres es preciso “ir a un número muy grande de individuos, vacunarlos y ver si están protegidos, si es posible evitar que se contaminen con ébola, porque eventualmente están expuestos porque están en Sierra Leona o en cualquier otro país afectado”.

“Hay que evaluar si estos individuos están protegidos, si hubo más individuos entre los vacunados que no adquirieron ébola de los individuos que no estaban vacunados. Y ahí entran una serie de consideraciones éticas, porque hay que evitar que todo individuo se contamine. ¿Por qué le vas a ofrecer la vacuna a unos y a otros no? Entonces tienes que evaluar quiénes todavía no han recibido la vacuna con los controles y los que han recibido la vacuna”, explicó.

Con relación al costo, aunque Pujol afirmó no estar segura del precio que puede tener la vacuna contra el ébola, comentó que una droga cuesta 10 millones de dólares, por lo que estima que sea muy costosa.

Comentó que los resultados de la fase uno estarán listos en diciembre próximo, y los lotes de vacuna podrían estar listos para marzo. “Estamos hablando de decenas de miles de lotes, y la idea es al principio vacunar al personal de salud y las personas que estén cerca de donde están los brotes. En Nigeria, por ejemplo, está prácticamente todo el país afectado. Actualmente, ambas vacunas se encuentran en la fase uno, la primera arrancó en septiembre y la otra en octubre”.

La bióloga expresó que el proceso que se está efectuando para encontrarle una cura al ébola es complejo, puesto que “aunque uno crea que todo suena muy lógico, hay cosas que funcionan muy bien en monos y los protegen, y no por ello protegen al humano”.

Red de prevención contra el ébola

Foto: EFE

Venezuela continúa preparándose para afrontar un eventual brote de ébola en el país, por lo cual, se ha iniciado un protocolo en puertos y aeropuertos para evitar que alguna persona contaminada ingrese al país.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, creó una comisión presidencial para abordar esta amenaza, por lo que el Ministerio del Poder Popular para la Salud se reunió el pasado martes con la directiva de clínicas y hospitales, con el objeto de crear una guía que les permita responder correctamente ante la posible aparición del virus.

Cristino García, director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, informó: “Tras la comisión se acordó que tanto el sector público, como el privado, trabajarán con un instructivo, una guía de atención en el caso de que alguien tenga las características del ébola”.

“Se nos ha solicitado una colaboración, nosotros estamos dispuestos a colaborar con el Gobierno nacional ante una situación tan grave como esta, porque es una epidemia mundial, pero lo que debemos dejar firmemente claro es que es una responsabilidad del Ministerio para la Salud la coordinación, la ejecución y la distribución de los planes que se van a implementar para contener la epidemia. En el caso tal de que se presente, no es una responsabilidad del sector privado, es una responsabilidad del Gobierno nacional”, señaló.

Dr. Cristino García: «Estamos tratando de hacer una guía de atención, porque cualquier paciente con ébola puede llegar a cualquier institución»

García explicó que se está elaborando una guía con la cual trabajarán las clínicas y hospitales en caso de contingencia: “Están elaborando una guía de atención, nosotros dimos algunas opiniones, hubo una sola reunión el día martes, nos dijeron que nos iban a convocar a reuniones sucesivas y estamos a la espera. Desde nuestro sector, nosotros con la Sociedad de Infectología, estamos tratando de hacer una guía de atención, porque cualquier paciente con ébola puede llegar a cualquier institución, a un hospital público o a una clínica privada”.

“Si aparece un paciente con estas características, hay que tomar una serie de medidas de contención y de bioseguridad para el personal que lo va a atender, y hay que implementar unas zonas de cuarentena y contener de alguna manera epidemiológica la posibilidad de expansión de la epidemia”, amplió.

García sostuvo que es necesario crear un comité de expertos que aporten sus conocimientos sobre el tema, a fin de actuar eficazmente en cualquier eventualidad, pero al mismo tiempo cree conveniente que este equipo de profesionales esté desvinculado de la política.

“Ese comité de expertos no puede tener ideología, tiene que ser un comité de expertos donde esté gente que sepa de la materia, que tenga alguna experiencia en problemas de infectología, de procesos epidémicos nacionales o mundiales, pero que no vaya a estar signado por una connotación política, porque ya con la H1N1 se cometieron errores, por ejemplo, no se declaró la epidemia y resulta que los casos se expandieron de una manera brutal. Igualmente sucedió con el chikungunya, que no se declaró cuando se tenía que hacerlo y ahora tienen un número extraordinario de casos”, indicó.

El director ejecutivo de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales apuntó que esperan la guía con la que trabajarán en los centros de salud en lo sucesivo.

Por: Irene María De Sousa/ Departamento de Investigación /Noticias24