X

Fotos

En fotos: las precarias condiciones en las que reciben clases algunos niños del estado Bolívar

Foto: Jesús Gómez

(Caracas, 24 de octubre. Nota de Prensa) – Improvisadas aulas construidas con madera albergan a cientos de alumnos de primaria de la Escuela Básica Nacional Provincia de Guayana situada en el sector Francisca Duarte de San Félix, municipio Caroní.

Dicha unidad educativa fue calificada por el gobernador de Bolívar, general Francisco José Rangel Gómez, como una de las mejores de todo el estado, y parte de la gran inversión realizada por los diferentes niveles de gobierno en el proyecto habitacional Juan Camejo, como también se le llama a Francisca Duarte.

Pese a ello, en un turno de 7 de la mañana a 3 de la tarde, los niños reciben clases en los precarios salones que tienen además cortinas realizadas a base de sábanas de dormitorios, sufriendo un asfixiante calor que entorpece el aprendizaje.

Foto: Jesús Gómez

Esta situación adosada al crecimiento de la población infantil de la zona ocurre desde hace dos años, pese a lo cual según los vecinos del sector, la construcción de siete aulas ofrecidas por el gobernador en enero de este año apenas comenzó a realizarse en agosto, requiriéndose que se completen doce nuevos salones para así eliminar todos los de madera.

Además, la ejecución de esta obra de acuerdo a lo informado por residentes de Francisca Duarte, ha sido lenta y con retrasos producto de la falta de materiales y asignaciones económicas por lo que presenta un avance aproximado del 30%.

Lo antes narrado fue una de las razones que motivó la protesta vecinal realizada el lunes en la mañana por los vecinos del mencionado urbanismo, y que fue reprimida por la Policía del Estado Bolívar (PEB) dejando varios heridos, aunque luego tanto el comandante de este cuerpo de seguridad, el general Julio Cesar Fuentes Manzulli, como el gobernador Rangel Gómez, aclararon que supuestamente nunca dieron la orden de atacar a la población como se hizo.

Foto: Jesús Gómez

A secas

Otra de las quejas de la comunidad de Francisca Duarte es la falta de agua potable, y de esto no escapa la Escuela Provincia de Guayana, donde sus niños solo cuentan con el vital líquido que se almacena en los tanques allí instalados.

Dichos recipientes son llenados con agua que se adquiere mediante las colaboraciones que dan los padres y representantes. La basura también está presente en la instalación educativa pues no es recogida con la prontitud necesaria.

Sin embargo entre todas estas carencias, destaca la remodelación igualmente llevada a cabo por el Ejecutivo Regional de una cancha deportiva, la cual a diferencia de los salones de clases está casi lista.

Finalmente los residentes de este sector exigieron una vez más que sean agilizadas las obras de ampliación de la escuela, y se cumpla aunque tarde la palabra empeñada por la máxima autoridad regional para así recibir en condiciones óptimas a los niños que en ella están inscritos.

Por: Carlos Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez

Foto: Jesús Gómez