X

Fotos

Imágenes Fuertes: La devastadora escena tras la explosión en la toma de combustible en México

Foto: Composición Noticias24

(Caracas, 19 de enero – Noticias24).- La fuerte explosión de la toma clandestina de combustible en Tlahuelipan, México, dejó la zona sumida en un fuerte olor a gasolina, y 66 personas muertas por la dispersión del fuego.

Lea también: Subió a 66 la cifra de muertos al explotar toma clandestina de gasolina en México

A menos de 500 metros de este poblado de unos 20.000 habitantes, en un terreno agrícola, se localiza la zona cero. Está rodeada de militares y en la que se alcanzan a ver los cuerpos carbonizados de varias de las víctimas.

Ante la dolida mirada de familiares y especialistas forenses, los cadáveres permanecen en la postura en la que fallecieron, un visión semejante a la que dejó la explosión del Vesubio en la antigua Pompeya.

“Estamos como desde las 02h00 (08h00 GMT), antes de que llegaran los peritos (forenses), pasamos para ver si podíamos identificarlos”, dice a la AFP Arturo Rufino López, de 26 años, quien espera tener noticias de un familiar que estaba en el sitio del estallido.

El ducto fue perforado la tarde del viernes por criminales dedicados al llamado “huachicoleo”, tráfico de combustible robado, delito que se ha extendido de la mano del narcotráfico dejando pérdidas anuales por más de 3.000 millones de dólares a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Tengo dos hermanos, uno está en el hospital militar y al otro no lo encontramos en ningún hospital y estamos esperando a ver si está aquí”, dice Patricia Vázquez, de 46 años, mientras se cubre del frío con una manta.

Gasolina gratis

Al enterarse de que estaba corriendo gasolina a raudales, unas 700 personas corrieron con contenedores de todos los tamaños a llevarse el preciado combustible, que no deja de encarecerse y que ha escaseado en los últimos días en amplias zonas de México.

Personal del Ejército acudió al lugar pero se retiraron al no conseguir dispersar a la multitud. Tenían órdenes de no intervenir, reconoció el gobierno.

Para Arturo Rufino López, el Ejército fue pasivo. “Era bastante gente, fue muy rápida la explosión, había Ejército y no te dicen nada, no te dicen que no te puedes meter”, dice.

Pero Vázquez, cuya familia se dedica al transporte, reconoce que hay una corresponsabilidad en la tragedia porque el robo de gasolina “ya se había salido de control”.

“A veces también es culpa de uno, ahorita fue la falta de combustible lo que detonó. Dijeron ‘ahorita hay que aprovechar’ y nunca midieron el riesgo”, agrega.

La gasolina ha escaseado en una decena de los 32 estados que conforman México luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, que asumió el poder el 1 de diciembre, lanzó una estrategia para combatir el “huachicol”, que consiste básicamente en cerrar ductos perforados y distribuir el combustible en camiones cisterna.

Con información de AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP