X

Fotos

Con malabares, bailes y trucos, payasos tomaron las calles de San Salvador (+fotos)

Foto: Roberto Escobar / EFE

(San Salvador, 15 de mayo – AFP).- Utilizando sus malabares, bailes, trucos de magia, contorsiones de globos y sus características narices rojas, un centenar de payasos centroamericanos y de México llenaron de colorido las calles de San Salvador este martes con un desfile en el marco del congreso denominado Quinta Feria de la Risa, que incluye la capacitación del gremio.

Tras tomarse la «foto oficial» frente a la imagen del Divino Salvador del Mundo, en la plaza del mismo nombre y bajo un sol calcinante, los payasos iniciaron el desfile que detuvo el intenso tráfico en la céntrica alameda Roosevelt y capturó la atención de los salvadoreños que se movilizan por la ciudad.

«Vamos alegres, porque payasos somos», «Queremos paz«, coreaban los artistas, agrupados en un inusual desfile custodiado por la policía y encabezado por una banda y un grupo de bailarinas mientras caminaban interactuando con el público que encontraban a su paso.

«Es de gran gozo y alegría para nosotros hacerle ver a la ciudad que hay otras formas alegres de vivir la vida, no con violencia sino con arte y humor», declaró a la AFP Fergie Calderón, de 35 años de edad y ocho de actuación, quien con su traje negro con blanco se identifica como «Fergie el payasito de Guatemala».

En el caso de Ricardo Morales, un mexicano de 35 años y otro de los participantes del desfile, su elección por provocar la risa como profesión tiene un origen familiar. Hace 12 años se convirtió en «Llamtím», siguiendo los pasos de su padre Tomás Morales, Llamtom, quien fundó con otros colegas la llamada Hermandad de Payasos Latinos hace 18 años, con el objetivo de buscar «la superación» del gremio.

Y es que «ser payaso es cosa seria», como se podía leer en una pequeña pancarta que mostraba el lema de esta hermandad.

Elección de «Miss Payasa»

Antes del desfile, en un amplio auditorio de una iglesia evangélica, instructores de México, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica impartieron talleres de maquillaje y de «globoflexia», el arte de hacer figurillas con globos.

«Bienvenidos a la feria de la risa, la naturaleza los ha dotado, el arte los dirige y la práctica los perfecciona«, afirmaba una pancarta ubicada en el escenario principal del auditorio.

Las distintas actividades mostraron toda la tipología de payasos. Con esponja en mano y pinturas blanca y negra, el instructor costarricense Albert Corrales (Bongo Botones) trabajaba en convertir el rostro del joven David Segura en la del prototipo de payaso triste denominado «trampa o vagabundo».

En otro extremo del salón, adornado con globos multicolores, otro instructor procedía a aplicar a otro modelo el maquillaje «cara blanca europeo», que simboliza al payaso «serio» que coordina la actuación en el escenario.

La costarricense Gloria Choiseul (Tilin) explicaba a otro grupo de payasos los principios del maquillaje «augusto», de colores vivos, que generalmente usan los personajes «pícaros», que provocan la trampa.

Y también se habló de la dificultad de ejercer la profesión en estos tiempos modernos. Para el payaso mexicano Juan Acosta (Coscolín), quien acumula treinta años de experiencia, uno de los desafíos que enfrentan actualmente los profesionales en los escenarios es «concentrar la atención de los niños», acostumbrados a las imágenes que les proveen los juegos tecnológicos.

La V Feria de la Risa concluirá el próximo jueves con talleres de magia cómica, una conferencia sobre la ética del payaso y la elección de una «Miss Payasa».

Foto: Roberto Escobar / EFE

Foto: Roberto Escobar / EFE

Foto: Roberto Escobar / EFE

Foto: Roberto Escobar / EFE

Foto: Roberto Escobar / EFE