X

Gastronomía

¿No tienes parrillera en casa? Te enseñamos a asar tu parrilla en el horno

Foto: Referencial/ Cocina Fácil

(Caracas, 08 de septiembre. Noticias24).- Muchas veces queremos preparar una rica parrilla pero no sabemos cómo hacerla sin tener una parrilla a leña, por eso, hoy te vamos a enseñar estos trucos para preparar un festín con solo un horno.

Lea también: Estos son los tres secretos de los grandes chefs para una parrilla perfecta

– Usar el asador para asar

(1).- Arregla las rejillas de cocción si tu asador se encuentra en el horno. Muchos asadores se encuentran en un cajón debajo de la estufa, pero otros están dentro del horno. Si este es el caso, ajusta la rejilla de cocción de modo que la parte superior del plato de asar quede a 10 o 20 cm (4 a 8 pulgadas) de la parte superior.

Cuanto más cerca del fuego esté, más rápido será la cocción. Por ejemplo, si quieres un filete que esté bien cocido, colócalo más cerca del asador. Para un filete medio o de término medio, colócalo más lejos del fuego.

Si el asador se encuentra en el cajón debajo de la estufa, no tendrás que hacer ningún ajuste.

(2).- Precalienta el horno a la temperatura más alta y enciende el asador. La mayoría de hornos alcanzarán los 288 °C (550 °F). Deja que el horno se precaliente durante 10 minutos con el asador dentro de él. Esto asemejará el interior de una parrilla al aire libre.

El asador es esencialmente una parrilla invertida, pero el calor sale de la parte superior en lugar de la inferior.

(3).- Usa guantes de cocina para retirar la asadera después de que se haya precalentado. Colócala sobre la estufa y pon la carne sazonada (¡y las verduras!) en ella. La asadera tiene acanaladuras que dejarán que la grasa gotee para que la carne no se cocine.

(4).- Coloca la asadera de nuevo en el horno durante 8 a 10 minutos. Deja la puerta del horno ligeramente entreabierta. La mayoría de hornos apagarán el calor una vez que llegue a determinada temperatura, lo que interrumpirá el ciclo de cocción. Dejar la puerta agrietada ayudará a mantener el flujo del aire caliente durante todo el tiempo de cocción.

Como en una parrilla, revisa la carne y voltéala una vez mientras se cocina. La mayoría de platos se cocinan en 8 o 10 minutos, por lo que voltear la carne a los 4 o 5 minutos ayudará a garantizar que ambos lados estén cocidos uniformemente.

Si vas a cocinar verduras, también es un buen momento para voltearlas.

(5).- Usa un termómetro de carne para revisar la temperatura de la misma. El pollo y los filetes de término medio a bien cocidos deben estar a los 71 °C (160 °F). Un filete de término medio a poco puede estar en el rango de 57 °C (135 °F).

Introduce el termómetro de carne para que la punta quede en el medio de la pieza de carne. Deja que repose ahí hasta que el monitor registre el calor y permanezca en la misma temperatura durante unos segundos. Si la carne aún no está lista, colócala de nuevo en el horno por unos 2 o 3 minutos.

(6).- Deja que la carne repose durante 5 a 10 minutos en el fogón antes de cortarla. Esto le permitirá seguir cocinándose durante unos minutos y a retener sus jugos. Si tomas la temperatura de nuevo, es posible que notes que ha aumentado. Esto se llama “cocción remanente” y es normal.

NOTA: ¡Asegúrate de apagar el horno y el asador una vez que el plato se haya asado en el horno!

Foto: WikiHow

Foto: WikiHow

Foto: WikiHow

Foto: WikiHow

Foto: WikiHow

Foto: WikiHow

Con información de es.wikihow.com