X

Gastronomía

El coctel: una creación de seducción inolvidable

Foto:AFP

La coctelería es sin duda licor y aguardiente disfrazados de seducción, quizás un poco una muestra de desarrollo social. Y aunque umuchos tragos fueron olvidados sin mortificar a nadie, muchos otros vinieron a marcar una época inolvidable.

Hay fuentes que afirman que los orígenes de esta bebida se deben a un tabernero en una ocasión, fue visto empleando unas raíces delgadas, finas, lisas, de una planta que ahí llamaban por su forma, “cola de gallo”, esto para evitar el mal sabor, por lo que le preguntaron que era eso, a lo que respondió en su idioma que eran cock’s tail.

Otra leyenda cuenta, que fue una pareja de esposos en Virginia, que servían en su tarberna irlandesa, bebidas a base de mezcla de licores decoradas con plumas de gallo, los que le dieron origen a los famosos cócteles.

Una historia más, quizás la más creible, atribuye el origen de los cócteles a una ley seca norteamericana, que prohibió la producción de alcohol. Esto trajo como consecuencia una baja en la calidad de la producción, pues solo se hacia para venta clandestina. Razón por la cual, los taberneros comenzaron a maquillar el mal sabor, con jarabes y jugos naturales.

Actualmente la International Bartenders Association, señala que un cóctel no puede contener más de cinco productos, incluidos los usados para decoración.

los cocteles de manera corriente están formados por: un destilado de base como elemento sobresaliente; dos licores para dar color, endulzarlo y rebajarlo; y adicionalmente, puede llevar gotas de limón, amargo o colorante y una fruta como decoración. En el caso de los tragos largos, generalmente los elementos que lo acompañan pueden ser: soda, refresco o jugo de fruta.