X

Gastronomía

Juve y Camps: expresión de uno de los mejores vinos espumosos del mundo

Foto: Julio C. Alcubilla B.

(Caracas, 15 de febrero. Noticias24) La historia del Cava, está unida a la historia vitivinícola de España, cuando este espumoso era reconocido en los años 70 como “champaña”. En ese año los españoles se vieron en la necesidad de abandonar el nombre de champaña sustituyéndolo por Cava.

Las razones fundamentales de esta decisión, reposan en que el considerado rey de los espumosos, el Champagne, un vino producido como consecuencia de una segunda fermentación en botella, deriva de la región francesa en la cual se produce, la región de champagne, ubicada al noreste de Francia.

El champagne al ser un producto único, la Asociación de Viticultores y Casas de Champagne, defienden su nombre a nivel mundial. Eso se debe al hecho de que sólo los vinos elaborados con uvas cultivadas y cosechadas en Champagne y luego producidas bajo normas estrictas del área, podrán llevar la denominación Champagne.

El Cava por su parte, el más reconocido es proveniente del país Vasco, tiene un proceso de vinificación muy similar al champagne, su primera botella se elaboró en 1872, en Catalunya, a partir del esfuerzo tesonero de Josep Raventós, cabeza de la prestigiosa casa Codorníu.

El Cava por su parte, el más reconocido es proveniente del país Vasco, tiene un proceso de vinificación muy similar al champagne.

Siendo así que la región mayormente reconocida en la producción del mejor cava que se conoce en el mundo, es la comarca del Penedés, aunque se produce en el resto de la provincia ibérica en algunas zonas. En cuanto a las marcas podemos citar Juve Camps, reconocido como el cava de la realeza de España, Freixenet, Codorníu, Laixartell, Segura Viudas, entre otras.

Foto: Julio C. Alcubilla B.

Juve Camps, historia vinícola fraguada en compromiso

Establecidos en 1.921 en la finca Ermita D`Epiells, para aquel entonces en 80 hectáreas de extensión, comenzaba la producción de uno de los vinos espumosos más emblemáticos de Cataluña, El Cava de Juve Camps. Su calidad, proviene sin duda alguna de un riguroso trabajo en equipo, unido al equilibrado manejo de sus terruños: clima, aguas y microclima. Sus tierras se hayan bañados por los vientos del norte y por la montaña Sagrada de Montserrat.

Allí se erige una hermosa Hermita, que con el pasar del tiempo, fue remodelada hasta llevarla a ser una de las más modernas y sorprendentes instalaciones, obra del arquitecto de la familia, Josep Juvé Raventos, quien tomó muy en cuenta el espíritu de sus fundadores…

Para 1.796 Juan Juvé Mir, se consagraba como un viticultor audaz, emprendedor y muy avanzado para su tiempo. Fue capaz de iniciar una empresa que luego continuaría su hijo Antoni Juvé Escaiola.

Juntos combatieron los efectos terribles de la filoxera, plaga que destruyó a muchos de los viñedos de Europa y parte de los del nuevo mundo. Juan Juvé contrajo nupcias casado con Teresa Camps y juntos deciden fundar en 1.921 la primera Bodega en las cavas subterráneas de la Casa Pairal: Sant Sadurni d`Anoia, en Barcelona, España. La cual tuve el placer de conocer.

En 1.940 Josep y Joan Juvé, hijos varones del matrimonio se incorporan a la dirección de la casa, aportando un nuevo impulso en el desarrollo comercial de la bodega. Consolidando para 1960 la gran ampliación, que incorporaba tecnología de punta a los procesos de producción.

Para 1975 el mercado del Cava ya se estaba haciendo notorio en España y reconocido en el mundo entero, por ello en Juve y Camps se decide comenzar a exportar en 1982. Ya para el 2000, luego de tres generaciones, se logra culminar la creación de Juve y Camps al mejor estilo Chateaus. Adquiriendo una soberbia tecnología en bodega, para la elaboración y crianza de vinos tranquilos y llevando a cabo un proyecto nacido hace más de 200 años, que hoy dirigen con acertado oficio el Señor Juvé y la Señora Teresa.

Foto:Julio C. alcubilla B.

El Terruño en el que emerge la vid

Siete son las plantaciones que hoy por hoy cuenta Juve y Camps; entre ellas destacan Espiells y Can Rius, ambas ubicadas alrededor de una auténtica joya prerrománica, con más de diez siglos de historia, consagrada a San Pinet. Espiells, ésta se amplía con “Casa Vella”, “Can Tarves” y “Can Rius”, llegando a un total de 184 hectáreas de superficie vitícola, distribuidas en los municipios de Sant Sadurni de Anoia, Sant Llorent d`Hortons y Gelida.

Se desarrollan a una altitud general de 250 metros sobre el nivel del mar, protegidas por clima mediterráneo, el cual provee temperaturas suaves y lluvias más bien escasas en verano.

Foto: Julio C. Alcubilla B.

Estas tierras están provistas de suelo arcilloso y calcáreo, condiciones óptimas para el cultivo de las uvas Macabeu y la Xarel.lo, dos de las variedades del Cava. A la vez logran resultados sorprendentes con el Chardonnay y el Pinot Noir.

Otro viñedo, La Cuscona, está ubicado al sur de Saint Sadurni, en la llanura central del Penedés, en el mismo se cultiva la uva Macabeu. Consta de diez y siete hectáreas de terreno a 220 metros de altura, sobre el nivel del mar.

Por otro lado, Can Massana situado a 500 metros en el Penedés Superior, llega alcanzar en algunas zonas los 700 mts. Una región igualmente bañada por el clima Mediterráneo y Continental, ideal para el cultivo de las variedades tintas. Además está provisto por una gran oscilación térmica entre el día y la noche, logrando madurar extraordinariamente las variedades de Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

Fundamentalmente por desarrollarse en un suelo arcilloso, mezclado con arenas de grano grueso, estas propiedades del terruño permiten mantener el nivel hídrico durante todo el período vegetativo. Allí se produce además otra cepa emblemática “La Parellada”.

Foto: Julio C. Alcubilla B.

Tuve el placer de recorrer ésta región y una plantación visitada en ésta gira, en la cual se llevan a cabo técnicas innovadoras de cultivo. Entre ellas en las que se mantiene la cubierta vegetal permanentemente entre hileras de cepas y la técnica de confusión sexual, que explicaré a posteriori.

Otros dos terruños más pequeños, forman parte del poderío agrícola de Juve Camps: Mas Pagés de 18 hectáreas, en el que se produce la mayor parte de la uva Parellada que se cultiva en El Penedés, ubicado a 700 metros de altura sobre el nivel del mar. Y Can Soler: considerada la finca del futuro, ubicada en el extremo norte del Penedés. Rodeada de bosques de pino blanco, robles y encinas.

Su suelo de textura arcillosa, cuenta con 163 hectáreas, situadas entre 650 y 750 metros, ideal para el cultivo de cepas de primera.

Cultivo y Producción

Me permito brindarles una serie de declaraciones, las cuales se irán narrando en esta y una próxima entrega periodística, con los profesionales que contribuyen a lograr uno de los mejores caldos del Penedés.

Todos expresaron sin mezquindad sus didácticas conclusiones, con la cordialidad que los caracteriza y un gran conocimiento del saber de su tierra y sus procesos. En esta primera entrega, Josep Jiménez Ingeniero Agrónomo:

“Nuestro producto final lo logramos en base a una producción de 300 Kg por hectárea, el potencial del suelo y nuestro clima, son determinantes para el cultivo de la vid. Entre nuestras estrategias generales destaca la reducción del cultivo en el tiempo de poda, llegando a una poda corta de una yema por cabeza”.

“Por otro lado en nuestras plantaciones nos valemos de la implantación de la cubierta vegetal, para lograr valorar la cosecha, a través de una podada en verde. Esta se lleva a cabo debido que existe mucha producción de uvas, los racimos excedentes se seleccionan y se tiran al suelo, convirtiéndose en abono orgánico”.

en nuestras plantaciones nos valemos de la implantación de la cubierta vegetal

“En éstos últimos años hemos tenido en el Penedés problemas de erosión, lo que nos ha hecho tomar la iniciativa de crear pasos de aguas preferenciales con cubierta vegetal permanente, para que la tierra siempre tenga agua protegida”.

“Algo novedoso, aunque requiere de una gran inversión, para no utilizar insecticidas, nos valemos de un método de última invención tecnológica, la técnica de confusión sexual. Esta se logra a través de unos dispositivos de polímeros, cagados de feromonas, que tienen como misión confundir a los insectos, distribuyendo su contenido en una red alrededor de la plantación”.

“Por ley natural, los insectos se comunican entre ellos: la hembra emite feromonas que el macho debe captar, para encontrarse y reproducirse. Pues bien, en un radio de ambiente tan amplio, estos dispositivos activados hacen que los insectos capten feromonas por todo el terreno. ¿Cómo encontrar a la hembra?, tenemos en ésta finca en particular de Can Massana, 500 difusores de feromonas, impidiendo que los insectos toquen el viñedo”.

“Por último, toda nuestra vendimia es manual y seleccionada: producimos uvas en toda nuestras fincas para el 60% de nuestra producción de vinos, el otro 40% restante las seleccionamos de viticultores locales, a través de nuestro sistema de viticultura integrada. Para mi punto de vista resulta un paso intermedio entre la viticultura tradicional y la ecológica”.

“Comprendemos que la viticultura ecológica implica muchos riesgos, es complicada, además de que amerita una inversión extraordinaria y es limitante de ciertas técnicas para el suelo y cultivo. Lo ideal es razonar los tratamientos en viticultura, cuando realmente hagan falta, obviamente esto amerita un gran soporte técnico detrás”.

Foto: Julio C. Alcubilla B.

“Nuestro cava lo producimos para ser llevado a una crianza de 30 meses como mínimo; esto sólo es sólo posible logrando productos de cultivo de altísima calidad, de ello estamos orgullosos”.

“Cualquier problema fitosanitario, no permite un vino de guarda por 30 meses, para ello hacemos un seguimiento lo más exhaustivo: posible de maduración del grano a partir de aquí decidimos la fecha de vendimia, en función del producto final que deseamos obtener. Es decir con éstas curvas de valoración, identificamos como va evolucionando el cultivo. Contamos con veinte trabajadores fijos y vendimiamos con 150 más, capacitados bajo nuestro estándar”.

El afecto y calor de los grandes amigos fue el marco propicio, para una degustación sin precedentes, en la que quedó demostrado que un buen Cava, ha de beberse de principio a fin… Esta experiencia será narrada para nuestros cordiales lectores, en una próxima entrega.

Escrito por: Julio C. Alcubilla B./Noticias24

Noticias 24 Noticias de Venezuela y el mundo
Prensa
Teléfono: +58 (212)-262-0573
Redacción
redaccion.noticias24@gmail.com
Anuncie con nosotros
+58 (212) 267-1287

¡Síguenos!

Todos los derechos reservados - Noticias 24 Venezuela C.A. RIF J-29651495-0