X

Gastronomía

Banquetes venezolanos del siglo XVIII: “La carne frita nunca fastidia aunque se repita diariamente”

Foto: Historia de la gastronomía de Venezuela

(Caracas, 10 de abril. Noticias24) – En la Venezuela colonial al igual que en el resto de las colonias americanas, las fiestas y banquetes eran llevados a cabo, como es lógico imaginar, por las familias más acaudaladas. Sin embargo en los estratos más limitados, la población llevaba a cabo sus encuentros culinarios, en fiestas religiosas y civiles.

Los grandes banquetes de las nobles casas tenían relación directa con las fechas importantes de la realeza madrileña, eran ocasiones obligatorias para festejar, tanto en las gobernaciones como en la Capitanía General, sobretodo en los cabildos.

En Caracas en las festividades en honor al rey, eran ostentosas y los banquetes, incluso se sucedían en algunas regiones del interior del país, como en el caso de San Sebastián de los Reyes. Población que según datos históricos, durante el homenaje a Carlos III del 23 de Noviembre de 1756, además de tiros de mortero y representaciones teatrales,los jinetes que habían participado en el desfile fueron agasajados con “abundante refresco,licores y aguas exquisitas en que se gastó, el resto de la tarde”.

Los festejos como vemos se realizaban tanto en la capital,como en el resto de la Provincia.De la misma manera ocurrió en 1789 cuando fue juramentado Carlos IV, la celebración sin embargo, fue un poco mas modesta en 1778.

El banquete de los Blandín

Para aquel entonces, comunes eran los paseos por el río Guaire, en sus inmediaciones los esclavos preparaban las mesas con comidas y bebidas, sobretodo refrescos dulces elaborados con fruta local y papelón. Esto mismo ocurría en las haciendas cercanas a la capital, en las cuáles cada efeméride o acontecimiento extraordinario, era motivo de banquetes.

en la cual ya se había introducido en cultivo del café y la fiesta se hizo en honor a la primera preparación de la bebida

strong> Aristides Rojas relata la fiesta organizada por los Blandín al final de 1786 en su hacienda, en la cual ya se había introducido en cultivo del café y la fiesta se hizo en honor a la primera preparación de la bebida elaborada con ese fruto, así se relata el banquete, refiriendo su suntuosidad…

“A las doce del día comienza el almuerzo, y concluido éste, toma el recinto otro aspecto.Todas las mesas desaparecieron, menos una, la central, que tenía los arbustos del café (…),y la cual fue al instante exornada de flores y cubierta de platos de Japón y de China, llenos de confituras, y de bandejillas de plata con plata con preciosas tacitas de China”.

“Por ser tan numerosa la concurrencia,la familia Blandín se vio en la necesidad de conseguir las vajillas de sus relacionados, que de tono y buen gusto era en aquella época, dar fiestas en las que figurasen los ricos platos de las familias notables de Caracas”.

En el diario del caballero Coriolis, un francés que pasó por la capital en 1783, citado por Carlos F. Duarte, escribió que los caraqueños “en la mañana para el desayuno, toman chocolate; almuerzan a la una y cenan a las diez. En los banquetes de ceremonia, el dueño de la casa hace un brindis a la salud, al final de la comida, a lo cual todo el mundo aplaude y exclama “¡eh viva!”, haciendo mucho ruido y golpeando con el cuchillo o tenedor sobre los platos.

El consumo de la carne de los venezolanos del siglo XVIII

En el Capítulo II, dela obra “El Régimen Alimentario Criollo Rural o Tradicional”, del Profesor José Rafael Lovera, titulado Historia de la Alimentación en Venezuela, se estima que a mediados del siglo XVIII, cada habitante de la provincia de Venezuela comía 409,67 gr. de carne de res.

Según archivos de la época: “todas las personas sin distinción de edad, ni sexo,” comían carne vacuna al menos tres veces al día, por hábito y por lo barata que era.

En todos los Llanos venezolanos, en Caracas, los indígenas, los niños, los jóvenes, todas las personas comían almorzaban, merendaban y cenaban carne de vaca azada y chorote: bebida de pasta de chocolate cocida en agua y endulzada con papelón.

La carne de res se vendía fresca, en el mismo lugar donde se sacrificaba el animal.Pero la mayor parte de la carne de vaca se vendía seca y salada o en forma de tasajo, el modo más idóneo para conservarla.

Durante la época colonial, la carne frita fue el plato más apreciado a nivel de toda la Provincia de Venezuela: “… la incansable carne frita, porque nunca fastidia, porque nunca fastidia aunque se repita diariamente.” (…) “Fue tal la popularidad alcanzada por este plato que, a fines del siglo XIX, en casi toda Venezuela, frito llegó a ser sinónimo de alimento o sustento diario.”

Escrito por: Julio C. Alcubilla B./Noticias24

Noticias 24 Noticias de Venezuela y el mundo
Prensa
Teléfono: +58 (212)-262-0573
Redacción
redaccion.noticias24@gmail.com
Anuncie con nosotros
+58 (212) 267-1287

¡Síguenos!

Todos los derechos reservados - Noticias 24 Venezuela C.A. RIF J-29651495-0