X

Gastronomía

Vea cómo preparar una rápida y sencilla salsa de tomate casera

Foto: Cortesía de Hogarmanía

(Caracas, 28 de abril. Noticias24) – La salsa de tomate es uno de los aderezos preferidos por todos, por ello hoy te enseñamos con preparar un fácil y rápida salsa casera.

Lea

– Receta del día: aprende a preparar fideos secos en salsa de tomate

Esta es una de las recetas más sencillas de preparar e ideal para que tengas siempre varias porciones de salsa de tomate casera guardadas en la nevera a disposición para que puedas calentarla al momento y agregársela a prácticamente cualquier alimento.

Ingredientes:

– 6 tomates frescos, grandes, sin piel o 1 lata de tomates pelados
– 4 dientes de ajo
– Una pizca de sal
– Una pizca de azúcar
– Aceite de oliva

Preparación:

Hierve los tomates frescos por 2 minutos. La idea de esto es que la piel se le afloje y se haga fácil pelarlos. Tritura los tomates en la licuadora (también tienes la opción aplastarlos con un tenedor para que queden como pedacitos).

Foto: Cortesía de Comedera

Picas los dientes de ajo bien pequeñitos. Si quieres puedes machacarlos.

Foto: Cortesía de Comedera

Los sofríes en la olla hasta que doren ligeramente, no los dejes quemarse.

Foto: Cortesía de Comedera

Agrega los tomates licuados a la olla donde está el ajo. Revuelve, agrega sal, una pizca de azúcar y pimienta si se te antoja.

Foto: Cortesía de Comedera

Deja hervir y bájale el fuego. Tápalo y déjalo cocinar por 1 hora revolviendo de vez en cuando. Revisa el punto de sal y agrégale de ser necesario.

Foto: Cortesía de Comedera

Ya tienes tu salsa de tomate casera. Puedes usarla para platos de pasta u otras recetas.

Foto: Cortesía de Comedera

Rinde bastante, refrigérala en un envase plástico.

Tips:

– La clave es cocinarla a fuego lento por más de 1 hora.

– Bien refrigerada en una nevera esta salsa de tomate casera te puede durar hasta 1 semana. Si la congelas, meses.

– Una vez sepas hacer esta versión básica puedes jugar con otros ingredientes. Pimentón, ají y cebolla con el sofrito del ajo al inicio.

Cuando la tengas preparada, es muy sencillo crear deliciosas salsas para pasta. Prueba freír unos trozos de chorizo y agregarle una porción de la salsa de tomate. También con berenjenas, calabacines salteados, maíz, hojas de laurel, orégano o tocineta.

Con información de Comedera

Además

– Receta del día: pasta cremosa en salsa de tomate con camarones