X

Gastronomía

Jóvenes de la gastronomía venezolana serán los representantes de Portobello

Foto: Google

(Caracas, 15 de junio. Noticias24).- Dos equipos de jóvenes promesas de la gastronomía venezolana, serán los representantes de la Escuela Gastronómica Portobello en la Copa Culinaria de Puerto La Cruz 2016.

Para la premiación de esta competición, el comité organizador de la Asociación de chefs cocineros y afines de Venezuela, considera conceder medalla de oro a quienes logren acumular entre 54 y 60 puntos, para plata de 48, a 53, 9 y para bronce de 42 a 47, 9.

Los representantes de la Escuela Gastronómica Portobello, en Lecherias, declararon para Noticias 24 y el programa de TV. Web, “Destinos y Placeres” destinado a descubrir el mapa turístico y gastronómico de Venezuela para el mundo, comentando sus expectativas como competidores aguerridos en esta contienda culinaria, que enaltece los valores nativos de nuestra multisápida gastronomía.

Ireli Ribero, Chef propietaria de la Escuela Gastronómica Portobello: “nuestra escuela gastronómica surge por carencias de enaltecer nuestra gastronomía, carencias de aprendizaje, entre otras realidades. Por ello me esforcé en tener buenos profesores, para lograr alcanzar a través de la búsqueda y el estudio, o que considero es la excelencia”.

Aidelis Rojas, alumna de Portobello y participante para la I Copa Culinaria de Puerto la Cruz 2016: “soy una apasionada de la cocina, siempre me ha gustado inventar, aunque esto comenzó como un hobby, me despertó cada vez mayor interés y a gustar en mi proceso de aprendizaje cada vez más, luego me ofrecieron los cursos de la escuela, me gustaron y decidí tomarlo como una carrera”.

Jusser Bustos, alumno: “Me gusta alcanzar la perfección en mi trabajo, porque en definitiva las cosas se hacen bien o no se hacen. Soy ingeniero de profesión y trabajo en la industria petrolera, tengo 23 años, esto lo considero un hobby que cada vez me apasiona más, aunque siempre me ha gustado la cocina, decidí que este era el momento para hacerlo”.

“En una mezcla de mi profesión y mi pasión por la gastronomía, me parece que podría fusionar la perfección de la ingeniería con la exactitud de la cocina, para alcanzar que todo nos quede exactamente igual a como lo diseñamos. Al comensal venezolano hay que educarlo, está acostumbrado a los sabores muy distintivos de nuestra tierra, al presentarle algo distinto, no suele reconocer su valor”.

José Cordoba, Coach del equipo: “represento al equipo de la categoría junior, la cual compite con una prueba de destreza, basada en los cortes de vegetales y deshuesado del pollo, debe presentar para la competición: entrada, plato principal y postre, cuatro preparaciones por cada plato”.

“Mucha gente considera que la mise en place se basa solamente en la preparación previa al plato, cuando en realidad esta comienza al salir de nuestra casa, ir al mercado, seleccionas y organizas cada ingrediente, para satisfacer a un análisis y lista previamente elaborada”.

“Las recetas originales, siempre van a sufrir transformaciones al salir del país de origen, los muchachos seleccionaron para la competición, un centro de lomito, guarnecido con pasta duselle, con un crocante de tocineta, esto iría con una salsa de café y chocolate”.

Joselyn Vargas, “tenemos cuatro platos, participamos en la categoría senior, las técnicas delos platos, serán los criterios de evaluación de nuestra propuesta. La cocina es algo que me apasiona, lo más contundente de la cocina venezolana, es la variedad de platos que podemos crear o desarrollar, nuestros recursos son muy nobles y apreciados en cualquier parte del mundo y es algo que Venezuela se ha de sentir orgullosa”.