X

Gastronomía

La cocina sustentable como alternativa al colosal desperdicio mundial de alimentos

Foto: Pedro Mosqueda

(Caracas, 18 de agosto – Noticias24).- En el mundo se desperdicia más comida de la que podrían consumir todas las personas hambrientas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Exactamente 1600 millones de toneladas anuales de alimentos.

Raúl Benítez, representante regional de la FAO había advertido en 2014 que esa realidad estaba impactando en los sistemas alimenticios porque reduce la disponibilidad local y mundial de comida, lo que genera menores ingresos para los productores y aumenta los precios de los consumidores.

Para el chef venezolano Pedro Mosqueda, “estas cifras dejan ver claramente que existe un enorme problema en cuanto a la correcta utilización y manejo de los alimentos a nivel mundial; que se ha desencadenado a raíz de malas prácticas de agricultura, falta de infraestructura, políticas gubernamentales erróneas, comportamientos sociales complacientes con este tipo de hábitos y un sinfín de otros factores que ayudan al despilfarro de comida“.

En Noticias24 decidimos conversar con Mosqueda a fondo sobre este problema para encontrar una solución que surja desde el lugar más importante de la cotidianidad humana: la cocina.

Para Mosqueda, el término “comida sustentable” no plantea una solución definitiva a este desperdicio en todo el mundo, pero sí una forma para que las personas, sociedades, empresas, y gobiernos puedan comenzar a tomar medidas al respecto mediante el uso inteligente y razonable de sus recursos alimenticios a través del manejo apropiado y sobre todo consciente de los alimentos.

Foto: La comida sustentable no es una solución definitiva al desperdicio, pero si ayudaría a tomar conciencia / Pedro Mosqueda

Su experiencia en América Latina le ha demostrado que las personas no suelen considerar el origen o el destino de los productos que consumen o dejan de consumir, lo que podría ser distinto en otras partes del mundo.

“Este hecho podría abordarse desde otro punto de vista: entendiendo lo que uno como individuo o como núcleo familiar de verdad consume y haciendo las compras de una manera inteligente. Esto quiere decir comprar lo que de verdad es necesario, evitar la compra en exceso de productos que verdaderamente no vamos a consumir y terminarán luego en la basura“, añadió.

Mosqueda cree que la comida sustentable no debe ser sinónimo de escasez, de simpleza o poca sazón; al contrario cualquier tipo de comida o gastronomía puede llegar a ser sustentable si se sabe cómo manejar apropiadamente los recursos.

Foto: La comida sustentable no debe ser sinónimo de escasez, de simpleza o poca sazón / Pedro Mosqueda

Rescata que el término “cocina sustentable” quiere decir que puede mantenerse en el tiempo por sí misma, sin ningún tipo de ayuda económica adicional y sin que los recursos con lo que contamos hoy en día se vean afectados.

“Es importante saber que la cocina sustentable también implica el uso de productos locales en gran parte. Esto ayuda desde la pequeña hasta la gran empresa a crecer, al mismo tiempo que la gastronomía local aumenta su nivel. Por lo tanto, lo buena o mala que pueda llegar a ser esta comida va a depender de quien tenga la tarea de realizarla y de cómo utilice los recursos que tiene a disposición”.

Al preguntarle si esta comida sustentable podría presentarse en restaurantes de una manera atractiva para los comensales, el chef expresó que “siempre va a ser interesante para los clientes, ya que actualmente son más las personas interesadas por el medio ambiente y conscientes del uso responsable de los recursos naturales”.

Su consejo para los restaurantes que desean formar parte de esta tendencia es hablar directamente con los proveedores, de ser posible visitar sus granjas o haciendas para verificar el proceso de cultivo o crianza de productos destinados a la industria alimenticia y corroborar que los mismos cumplan con todos los estándares de calidad y programas eco-amigables disponibles en cada país.

Foto: Esta comida es atractiva, ya que actualmente son más las personas interesadas por el medio ambiente / Pedro Mosqueda

Prácticas cotidianas ideales para que la alimentación sea sustentable

Mosqueda sugiere:

Comenzar en casa un programa de reciclaje separando los productos orgánicos de los plásticos, de los metales y de los no reciclables. Si se tiene un jardín, estos productos orgánicos pueden utilizarse como abono para las plantas.

– A la hora de ir al supermercado, evitar comprar alimentos que vengan en empaques excesivamente grandes o con una cantidad innecesaria de basura, se pueden ver muy lindos a la vista en su empaque pero al llegar a casa y desempacarlos tenemos un montón de basura que en verdad nunca tuvimos la necesidad de comprar.

– Con nuestros ingredientes, debemos aprender a aprovecharlos al máximo, por ejemplo, si hacemos una comida y no utilizamos toda la cebolla, o nos sobra un pedazo muy pequeño, guardémosla, ese pedazo más otros muchos de futuras comidas pueden hacer lo suficiente para otra preparación, no hay nada malo o vergonzoso en hacer esto, en muchas culturas es imperdonable el no utilizar por completo un producto y desperdiciar así sea un grano de arroz.

– Se pueden utilizar todos los sobrantes de vegetales de una preparación y hervirlos en abundante agua y así obtener un muy buen caldo de vegetales.

– A la hora de utilizar carnes, los mejores caldos se obtienen de los huesos, no hay razón para desecharlos, podemos guardarlos en la nevera o en refrigerador hasta tener suficientes para hacer un rico caldo que después puede ser parte de una salsa o una sopa.

– No comprar más de lo que vamos a utilizar también es una manera de tener una alimentación sustentable, y si por algún caso tenemos algún excedente de algún alimento que podría llegar a dañarse, estar al tanto que existen muchísimas y muy simples formas de preservación de alimentos tales como la salazón, las conservas, los encurtidos, escabeches, entre otros, los cuales nos van a servir para prolongar su vida útil y que además nos brindaran un nuevo plato con el cual ampliaremos nuestro conocimiento y entendimiento de los alimentos.

Foto: Pedro Mosqueda

Foto: Pedro Mosqueda

Los restaurantes y el papel que juegan en el desperdicio de comida

Aunque la finalidad de los restaurantes es sacar provecho y dinero de la comida, muchos desperdician comida de manera alarmante, no poseen ningún tipo de control sobre lo que el personal hace a la hora de aprovechar los insumos ni sobre las preparaciones y el desperdicio que cada una genera.

¿Qué podrían hacer los restaurantes para desperdiciar menos comida?

– Una manera inteligente de aprovechar al máximo los insumos es revisar cuidadosamente el menú, revisar que elementos posee y tratar de hacer que sea coherente consigo mismo, esto quiere decir, tratar de hacer un menú variado e inteligente en base a los mismos ingredientes en la medida de lo posible.

– Tomar lo que no se utilizó para un plato y que está en perfecto estado y utilizarlo para crear un plato completamente distinto.

– El cálculo de desperdicio por receta es imprescindible tanto para saber los costos de producción como para conocer a ciencia cierta con que se cuenta y con que se podría contar para otras preparaciones; ya que el no hacer preparaciones en exceso que no se venden y por ende terminan en la basura es otro factor influyente en el desperdicio de comida en los restaurantes.

– Darle una buena rotación a la materia prima para asegurar su correcta utilización en el tiempo establecido para ello, es otra forma en la cual se evita que los alimentos caduquen y por ende terminen en algún basurero.

– Otra de las opciones es donar el exceso de comida que este en buen estado a fundaciones sin fines de lucro que la utilizan para alimentar a los que menos tienen.

– Y en última estancia, crear programas de reciclaje dentro del restaurante para contribuir lo más que se pueda con el medio ambiente.

Realizado por: Anaisa Rodríguez Bracho / Noticias24

Foto: Pedro Mosqueda

La comida sustentable puede surgir como un aporte, para con otras medidas conseguir que se disminuya el desperdicio mundial de comida, que afecta actualmente a los países de América Latina y el resto del planeta. Si aún no sabes si tu alimentación es o no sustentable podrías comenzar por cambiar algunos de los hábitos alimentarios que día a día forman parte de tu vida, lo que te permitirá conseguir un futuro más saludable.

Realizado por: Anaisa Rodríguez Bracho / Noticias24