X

Gastronomía

Dos recetas de pasta casera sin necesidad de utensilios profesionales

Foto:gastronomia&cia

(Caracas, 21 de septiembre. Noticias24) – La pasta es un ingrediente que gusta o apasiona a casi todo el mundo, es un alimento muy agradecido, económico y muy versátil, pero además es muy fácil de hacer.

Pasta fresca de tomate

Ingredientes

225 gramos de harina de trigo, 50 gramos de tomate deshidratado en polvo, 2 huevos (L), 50 ml. de agua, una pizca de sal.

Elaboración

Mezcla en un cuenco la harina con el tomate en polvo y una pizca de sal, haz un volcán y pone en el centro los huevos, romperlos con las puntas de los dedos con movimientos circulares mientras vas recogiendo la harina y mezclando poco a poco. Añade el agua en pequeñas cantidades, pues según la harina utilizada la cantidad de agua necesaria puede variar.

Cuando los ingredientes hayan formado una masa unida, enharina ligeramente la superficie de trabajo y amasa la pasta hasta que tengas una masa homogénea. Deja reposar durante 15 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, ya podrás dar forma a la pasta como más te guste, lo más apropiado es utilizar una máquina para pasta, pues con ella se consigue el grosor y la forma perfecta, pero en caso de no disponer de ella, enharina la mesa de trabajo y extiende la masa con un rodillo de cocina hasta dejarla bien fina, dándole la vuelta a la masa de vez en cuando y enharinándola para que no se pegue.

Posteriormente sólo restará cortarla, como hemos hecho nosotros o por ejemplo, en este cortador de raviolis, y cocer la pasta fresca como haces normalmente, el tiempo dependerá del tamaño y grosor de la pasta, así que lo mejor será probarla.

Foto: gastronomia&cia

Ravioli de ternera y setas

Ingredientes

Para la pasta

200 gramos de harina de trigo, 100 gramos de agua, 20 gramos de aceite de setas, (puedes obtenerlo al confitar setas a baja temperatura), ½ c/c de sal.

Para el relleno

300 gramos de carne de ternera picada, 1 c/s de pasta de jengibre y ajo, 50 gramos de cebolla, pimienta negra, sal, aceite de oliva virgen extra.

Aderezo
Aceite de oliva virgen extra, pimienta , orégano, queso curado.

Elaboración

Pon la harina en un cuenco, haz un volcán e incorpora el agua, el aceite y la sal, amasa hasta obtener una masa fina y homogénea. Cúbrela con film transparente y déjala reposar una hora aproximadamente.

Mientras tanto prepara la farsa, es decir, el relleno de ternera y setas. Una vez tengas la carne picada, pela y pica bien pequeña la cebolla y prepara la pasta de jengibre y ajo.

Pon una sartén al fuego, con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, y rehoga la carne con la cebolla, la pasta de jengibre y ajo y salpimenta al gusto. Ve moviéndola para que se haga de forma homogénea. Cuando esté lista, escurre la grasa y pásala a un recipiente a la espera de tener preparada la pasta. Cubre con film transparente.

Divide la masa de pasta en dos porciones y extiéndelas con el rodillo en la mesa de trabajo enharinándola para que no se pegue, si dispones de máquina para hacer pasta, procede como haces normalmente.

Ravioli relleno de ternera y aroma de setas, elaboración

Una vez que tengas las dos láminas de pasta, procurando que sean bien finas para que en la degustación resulte una pasta ligera y agradable, ve sirviendo sobre una de ellas cucharadas de relleno dejando espacio suficiente para después sellar los ravioli, aunque quizá dispones del molde especial para ello. Como ves, no es indispensable, de hecho hoy ni hemos utilizado el cortador de raviolis, teníamos más a mano el cortapastas, así que utiliza el utensilio que te vaya mejor.

Una vez tengas la carne repartida en una de las láminas de pasta, coloca la otra encima y presiona alrededor de cada relleno, finalmente corta los ravioli. Recuerda que la mesa de trabajo debe estar algo enharinada para que la pasta no se quede pegada.

Pon agua para cocer la pasta en una olla, cuando rompa a hervir, añade un poco de sal y la pasta, deja cocer hasta que ésta flote y esté hecha, después escúrrela y aderézala. En este caso, basta con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y un poco de aceite de setas, espolvorea pimienta al gusto, orégano y finalmente dispón unas lascas de queso curado.

Foto: gastronomia&cia

Fuente: gastronomia&cia/ contenido seleccionado por:
Julio C. Alcubilla B./Noticias24