X

Gastronomía

Cómo hacer ñoquis de papa paso a paso (+recetas)

Foto: gastronomia&cia

(Caracas, 03 de octubre. Noticias24) – Los ñoquis o gnocchi son un plato tradicional de la cocina italiana, los más populares son los ñoquis de papa y en base a ellos se elaboran muchas variantes.

Lo primero a tomar en cuenta para hacer ñoquis es elegir la papa adecuada, una papa harinosa, con mucho almidón y poca agua. Por lo demás hacer ñoquis caseros es fácil, en lo que no hay que caer es en el error de añadir más harina pensando que la masa debe quedar más fuerte o dura, o simplemente para trabajarla mejor.

Los ñoquis deben ser ligeros y esponjosos, si se añade mucha harina acaban siendo un mazacote poco agradable de degustar.

Ingredientes (4 comensales)

500 gramos de papas cocidas, 100 gramos de harina, 1 huevo (M), nuez moscada, pimienta negra, c/n de sal, 1 c/s de mantequilla (opcional).

Elaboración

Pela las papas una vez cocidas y pon los 500 gramos necesarios en un bol amplio. Añade la cucharada de mantequilla o aceite de oliva virgen extra, si lo deseas, y salpimenta al gusto, añade también un poco de nuez moscada. Tritura con un pisa patatas (nunca con la batidora), hasta que obtengas una pasta seca y desmigada de papa. Pruébala por si quieres rectificar de sal.

Añade a continuación el huevo y unos 80 gramos de harina, quizá con esta cantidad de harina sea suficiente, dependerá de las características de la papa, pues aunque se haga dos veces con la misma variedad, pueden tener distinto contenido en agua. Mezcla bien todos los ingredientes y si lo ves necesario añade el resto de la harina.

El resultado debe ser una masa blanda, hay que tratarla con delicadeza pero es muy fácil de manipular y trabajar. Divide la masa en cuatro porciones, espolvorea la superficie de trabajo muy ligeramente con un poco de harina y haz un cilindro con cada porción de masa, con un diámetro inferior al que se quiere obtener después de cocer los ñoquis.

A continuación corta los ñoquis con un cuchillo bien afilado (si queréis probar este truco…) y dales forma, puedes hacerlo con un tenedor, haciendo rodar cada ñoqui sobre el tenedor, o utilizando la tabla de madera especial para hacer ñoquis. También se pueden hacer simplemente bolitas.

Una vez formados, ponlos en un plato amplio, para que no se peguen conviene que estén rebozados en harina, pero muy ligeramente, recuerda. Si tienes que hacer la salsa u otras elaboraciones antes de cocer los ñoquis, resérvalos en el frigorífico.

Para cocer los ñoquis simplemente es necesario poner una olla con abundante agua y sal a calentar y hacerlos en tandas para que no se peguen y se hagan bien. Cuando el agua rompa a hervir, incorporar los ñoquis, se hacen en apenas un minuto, al verterlos en el agua se van al fondo, en cuanto suben a la superficie están listos, entonces hay que recogerlos con una rasera y escurrirlos bien antes de pasarlos a la sartén o cazuela en la que está la salsa para completar el plato.

Ñoquis Gorgonzola y albahaca

Ingredientes (4 comensales)

600 gramos de ñoquis, 200 gramos de queso Gorgonzola, 100 gramos de nata líquida para cocinar, 50 gramos de leche, 2 ramitas de albahaca, c/n de pimienta negra recién molida, c/n de sal, 40 gramos de almendra picada.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer los ñoquis, cuando rompa a hervir añade sal y después los ñoquis, estarán cocidos una vez que vayan subiendo a la superficie de la olla, entonces podrás retirarlos y pasarlos directamente, escurriéndolos previamente, a la salsa de queso gorgonzola.

Prepara una sartén o cazuela baja para hacer la salsa, trocea el queso y ponlo con la nata líquida y con la leche en la cazuela, una pizca de sal y pimienta recién molida al gusto, así como unas hojas de albahaca, reservando otras para servirlas frescas en el emplatado. Lleva la cazuela al fuego a temperatura media para que el queso se vaya fundiendo lentamente, mientras vas moviendo de vez en cuando con la espátula.

Mientras tanto, pon una sartén sin engrasar a calentar para tostar la almendra picada, hazlo a fuego medio para que no se queme y que se tueste de forma homogénea. Cuando la almendra esté dorada incorpórala a la salsa de queso gorgonzola.

Una vez que la salsa de queso sea homogénea (salvando los trocitos de almendra y las hojas de albahaca) y cremosa, incorpora los ñoquis recién cocidos y bien escurridos, mezcla bien.

Fuente: gastronomia & cia/ contenido seleccionado por:
Julio C. Alcubilla B./ Noticias 24