X

Gastronomía

Mónica Meschini: “El cacao venezolano es el mejor del mundo”

Foto: www.primicias24.com

(Caracas, 07 de octubre. Noticias24) – Mónica Meschini, experta catadora de chocolate y jueza en la Academia de chocolate de Londres, se refiere al cacao venezolano como uno de los mejores. En muchas regiones del Orinoco, los lagos de Maracaibo y Valencia, en los Andes, en los Valles del Tuy y Barlovento, se desarrollan nuestros frutos con propiedades, aroma y gusto excepcionales.

Para Meschini el cacao venezolano ha mantenido su prestigio gracias a la calidad, su sabor y aroma, ocupando las mejores posiciones dentro de las clasificaciones comerciales del mundo. Explica de esta manera, las principales razones para entender la excelencia de este delicioso fruto venezolano:

Por su genética

“Genéticamente es el mejor cacao criollo del mundo, es un país donde se conversa la genética, se estudia y se está muy atento de la salvaguarda y sus orígenes para no cambiarla“.

Su geografía

“Venezuela tiene un territorio rico y diverso lleno de mares, montañas y colinas con diversidad de altitudes sobre el mar, que hacen que se dé un producto de calidad. Un cacao que se nutre de una geografía diversa, que da un cacao cambiante y muy nutrido“.

El clima

“Una buena genética y un buen territorio muy diverso, con un calor ideal y las montañas que forman un cacao concentrado, más dulce y más aromático. El sol y el clima tropical hacen un cacao esplendido, un néctar de cacao que no tiene comparación“.

El sabor

“El cacao venezolano tiene un gusto y un aroma fantástico, con características sensoriales únicas donde de se pueden percibir cualquier cantidad de sabores del mundo, como notas a terrosos, melaza, frutales, florales, tostados, a café y muchos sabores persistentes. Es un cacao que evoluciona sensorialmente en boca a través del calor, en donde tiene un sabor persistente que alcanza los 30 minutos y produce una sensación mágica placentera”.

Foto: www.primicias24.com

Pasajes históricos del cacao venezolano

Para 1655 el gobernador de la Provincia de Cumaná, Antonio Brizuela, le envió al rey de España un informe sobre “La Provincia de la Nueva Barcelona”, lo cual constituye el primer documento escrito por un europeo, en el que se hace una descripción de la región de Barlovento. Referencia nada casual, ya que los pobladores de Cumaná, ansiaban anexarse a ésta rica región, la cual destacaba entonces por sus plantaciones de cacao.

Por otro lado, revisando los antecedentes aborígenes del cacao y su uso en Venezuela, se ha sostenido que antes de la llegada de los europeos, los indígenas venezolanos empleaban el cacao como alimento y con fines votivos. Igualmente, algunos historiadores coinciden que el cultivo y consumo entre los Timotocuicas en regiones andinas, sus pobladores quemaban grasa de cacao a manera de incienso y se lo ofrecían a sus ídolos.

También preparaban “Chorote” bebida bastante cercana al “Xococalt Azteca” 8 González, 2004, p76). El Chorote, era una pasta de cacao, sin vainilla ni canela, cocida en agua de papelón.

Generalidades del cultivo del cacao venezolano

En Barlovento su cultivo y el poblamiento español, fueron la misma cosa. El cacao venezolano de Barlovento se distingue porque sus mazorcas presentan características que pueden variar de una planta a otra, según sea su origen.

Según diversos historiadores en Venezuela, el cacao criollo es descendiente de la variedad arraigada en Centro América y México. La cual según algunos, aseguran fue traído por los cultivadores de la colonia (Leal, 1993, p.88). Característicos por tener mazorcas alargadas y puntiagudas de color verde, que al madurar se tornan amarillas. Su cáscara suele ser rugosa con una docena de surcos tamaño mediano y almendras grandes en su interior, de forma redondeada, de cotiledones blancos.

Nuestro país produce este maravilloso fruto desde tiempos de la colonia, considerado el mejor cacao del mundo. Para los mercados del mundo el cacao criollo porcelana (Hoyos, 1994, p 311), es sin duda un cacao excepcional. Por otro lado, al unirse nuestro cacao del amazonas o forastero, se produjo otra variedad llamada trinitario (Braudeau 1981, p 18), el cual representa una variedad de colores: verde, rojo, amarillo, anaranjado y cuyas formas van desde la alargada y rugosa con surcos, conocido como “Angoleta”, “Cundeamor” y “Amelonado”, hasta llegar al de la forma redonda, lisa, casi sin surcos, denominado “Legón” y “Calabacillo” (Ramos et, 2004, p.17-18).

Resumiendo existen tres grandes variedades de este rubro en nuestro país, como lo son el forastero, de menor calidad pero más resistente a las plagas y usado para la manteca; el criollo que es el de mejor calidad pero sumamente delicado y el trinitario.

Beneficios para la salud

¿Alguna vez has oído hablar de la Anandamida? … Este componente lo posee el cacao, es un compuesto químico orgánico y neurotransmisor, funciona como un regulador del humor natural; que puede ayudar, por ejemplo, como complemento en un tratamiento contra la depresión . El químico también muestra tener efectos sobre la concentración, el placer, entre otros.

Este fruto, también tiene alto contenido de cromo, el cual ayuda notablemente a bajar de peso en las cantidades adecuadas, entre mayor concentración de cacao mejor. Se recomienda consumir chocolates cuyo porcentaje sea mayor al 60%, por supuesto, sin endulzantes. Adicionalmente, ayuda a controlar el azúcar en sangre y hay quienes le atribuyen propiedades afrodisíacas.

Foto:senderosporvenezuela.com.ve

Características para el cultivo

La planta de cacao no resiste mucho tiempo la luz solar directa, de modo que le es imprescindible la sombra. En un comienzo, en sus primeras etapas de cultivo, el cacao se desarrolla a la sombra de plantas de cambur o el plátano. Debido a que presentan un follaje suficiente y son de fácil eliminación (Ramos et 2004, p18). Por igual para 1934 un agrónomo hindú de apellido Singh, al servicio para aquel entonces del Ministerio de salubridad y de agricultura y Cría, dio a conocer al bucare Anauco, al bucare Peonio y al Apamate, familia del Araguaney, como sombras ideales para el cacao.

Actualmente se conocen para cubrir al cacao, el Guamo en Barlovento, pero el árbol al que más se ha recurrido para cobijar al cacao, son los bucares. El secreto de la gran preponderancia que ha tenido el cacao, está en sus semillas ricas en almidón, proteínas, materia grasa y la extraordinaria cafeína. De sus semillas al procesarlo se obtiene el chocolate, considerado como ya expresé por los aztecas, la bebida de los dioses.

El cacao posteriormente procesado en forma industrial, tuvo su inicio con el polvo de cacao y la empresa de un holandés de apellido Van Houten, que registró la patente en 1828.

Redactado por:
Julio C. Alcubilla B./ Noticias 24