X

Gastronomía

Al rey Juan Carlos I le gusta comer sardinas picantes en aceite de la marca “Cuca”

Foto: http://www.libertaddigital.com/

(Caracas, 24 de noviembre. Noticias24) – Los informes secretos del grupo 45 del ejército español, han puesto al descubierto los menús que pide la Familia Real de España, los cuáles van desde lo más sofisticado a lo más simple.

Unos informes que por razones de seguridad están encriptados publicados por la Revista Interviuv, en clave: Z1 es el Rey, Z2, la reina; Z3, el príncipe; Z3c, la princesa de Asturias; Z4, la infanta Elena; Z5, la infanta Cristina… El texto referente al Rey da instrucciones precisas sobre cómo y con qué alimentar al monarca en sus vuelos de los Falcon 900 y los Airbus A310 del Ejército del Aire.

Los platos favoritos del Rey son las sardinas picantes en aceite de la marca Cuca. En los informes se especifica claramente cómo preparar el plato, uno de los primeros habituales del monarca: “Quitar la piel, picar la guindilla y colocarla aparte en el mismo plato, regar todo con un poco de aceite de la misma lata”.

Otra de las consignas básicas del informe es cortar el embutido a mano. Una orden que aparece en grandes letras en el encabezamiento de uno de los informes sobre el Rey, un texto que concluye con seis productos que no pueden darse a probar al monarca: “Setas, derivados de hongos, piña, frutas tropicales, rape y mariscos con concha en general”. Otros platos “prohibidos” son la remolacha y el maíz.

Entre los desayunos habituales de don Juan Carlos están el “jugo de naranja, jamón York en lonchas, queso Quark (Danone), con un poco de sal, tostadas de Pan, mermelada de naranja amarga y café cortado”. Además, al Rey “le gusta aliñar muchos platos con zumo de limón recién exprimido (cremas, pescados) y entre horas toma agua con limón exprimido”. También gusta del vinagre de Módena y el azúcar moreno, dos productos que no pueden faltar en los vuelos del Rey.

En el caso del príncipe, el menú es mucho más parco. Le llevan canapés por si le apetece tomarlos entre horas, y a media tarde suele tomar fruta pelada o en pieza. También “hay que llevar siempre paquetes de papas normales, que no tengan ningún sabor especial”.

El caso de doña Letizia también está detallado al máximo en los informes. “Desayuno: queso fresco, pechuga de pavo, fruta y jugo de naranja natural”. Y además, matizan que a la princesa le encantan las lentejas y las aceitunas negras. También el “pan de chapata con ibéricos en lugar de canapés”.

Entre sus bebidas favoritas, el gazpacho Alvalle, Nestea sin azúcar, zumos biofrutas sin plátano, agua con gas y Coca Cola Light. Entre sus preferencias, ninguna bebida alcohólica y sí los Kit-Kat y Toblerone, el maíz tostado o kikos, ya sea de Mercadona o de una fábrica de Valencia.

En el caso de la reina Sofía, se especifica que en el desayuno “si se pone fruta, no sea azucarada”. En cuanto al almuerzo y a la cena, doña Sofía pide siempre menús vegetarianos. También palmeritas Embassy –una confitería madrileña- y Actimel de Danone, además de crema de manos y un cepillo para la ropa, publica Interviú.

A las infantas Elena y Cristina apenas se las ve ya en la base de Torrejón, aunque en el caso de Cristina destacan sus caros gustos, tendentes al caviar y los pescados. “Prácticamente desde que se casaron dejaron de viajar en los aviones oficiales, salvo contadisimas ocasiones”. No obstante, sus gustos también figuran en los informes.

Doña Cristina tenía claro que no quería carne, ni jamón, ni pollo, ni desayuno. Sus preferencias eran, en su lugar, el caviar, pescados y vegetales, la ensalada sin pimiento ni pepino, el chocolate negro y los canapés. Doña Elena era mucho más escueta: canapés, Nestea sin azúcar y agua Solán de Cabras.

Contenido seleccionado, por:
Julio C. Alcubilla B./ Noticias 24