X

Gastronomía

Deliciosa receta de polvorones de almendra y ajonjolí

Foto:gastronomia&cia

(Caracas, 26 de noviembre. Noticias24) – Esta receta de Navidad, además de deliciosa y nutritiva, es muy fácil de hacer

Ingredientes

500 gramos de manteca de cerdo, 1 kilo de harina, 250 gramos de azúcar glass, 250 gramos de almendra molida, 2 cucharadas de canela (o al gusto), 3 cucharadas de ajonjolí, azucar glass o más ajonjolí para decorar.

Elaboración

Primero procedemos a secar y tostar la harina, lo haremos en el horno o en una sartén. Yo prefiero hacerlo en el horno, extendemos la harina en la bandeja del horno a 100-150º C durante aproximadamente 20 minutos, abriendo el horno de vez en cuando para remover. El punto se obtendrá cuando la harina empiece a tomar algo de color y notemos que esos grumitos que se hacen cuando se abre el paquete no están, sino que es polvo sin grumos, seca o desmenuzada.

La reservamos y realizamos el mismo proceso con la almendra molida, pero esta vez que quede tostada, no nos basta con que esté seca la almendra. Yo la compro molida y luego la tuesto porque el polvorón queda más fino de sabor sin tropezones, pero se puede comprar tostada y luego molerla, aunque con medios caseros siempre queda algún trozo más grande que otro y eso es lo que precisamente queremos evitar.

Cogemos la manteca de cerdo en punto pomada como se diría si fuese mantequilla y la amasamos junto con el azúcar glass, luego añadimos la canela, el ajonjolí, la almendra molida y tostada y por último la harina. Siempre que introducimos un ingrediente vamos amasando hasta que esté bien mezclado.

Una vez que tenemos la masa, ponemos un poco de harina sobre la mesa de trabajo y hacemos una bola con ella. Untamos el rodillo de harina y comenzamos a estirar la masa hasta que nos quede un grosor de unos 2cm y con un cortapastas vamos haciendo los polvorones que los colocamos sobre la bandeja del horno cubierta con papel vegetal.

Los podemos colocar juntitos ya que no crecen en el horno, y les pondremos por encima ajonjolí a modo de decoración o sino, una vez sacados del horno, los espolvorearemos con azúcar glass. Los metemos al horno precalentado a 160º, y una vez que los metemos con la bandeja lo mas alta posible en el horno, bajamos la temperatura a 120º, durante 10-15 minutos, después abrimos el horno colocamos la bandeja en situación media-baja y les ponemos el grill otros 10-15 minutos. Siempre controlándolos mucho porque necesitan muy poca cocción.

Una vez fríos, para que se conserven mejor y más días, pueden envolverlos en papel de seda blanco como si fueran caramelos.

Contenido seleccionado, por:
Julio C. Alcubilla B./ Noticias 24