X

Gastronomía

Potica, receta eslovena que el papa compartió con Melania Trump

Foto:Best of Pueblo

(Caracas, 31 de mayo. Noticias24) -En la visita de Donald Trump al Vaticano, el papa Francisco hizo gala de su buen humor preguntando a la Primera Dama si le daba de comer potica al presidente. Esta es el dulce esloveno tradicional de Pascua y Navidad, formado por una masa enriquecida con mantequilla y que se rellena según la imaginación de quien la esté amasando: nueces, almendras, avellanas, estragón, semillas de amapola, queso cottage, chocolate, etc.




Ingredientes para 8 personas

Harina de fuerza
500 g
Levadura prensada
25 g
Yemas de huevo
2
Leche templada
150 ml
Mantequilla
60 g
Sal
15 g
Azúcar cucharaditas
2
Nueces
350 g
Miel
100 ml
Azúcar
30 g
Leche
100 ml
Huevos
1
Canela molida cucharada
1

Procedimiento

Empezamos mezclando la levadura con una cucharadita de azúcar, dos de harina y 50 ml de leche tibia. Dejamos reposar unos quince minutos. Ponemos la harina en un bol grande y hacemos un agujero en el centro en el que pondremos los huevos batidos, la levadura, la mantequilla derretida y el azúcar.

Añadimos la leche tibia mientras vamos mezclándolo todo. Amasamos unos quince minutos o hasta que la masa se una y se separe de las paredes del recipiente. Colocamos la masa en un bol untado de aceite y la dejamos doblar de tamaño, en un lugar cálido y cubierta con un paño de cocina limpio.

Mientras, preparamos el relleno. Trituramos las nueces y vertemos sobre ellas la leche caliente con el azúcar. Calentamos la miel y se la añadimos a las nueces junto a la canela. Batimos dos huevos y los agregamos también, mezclando bien todo.

Estiramos la masa hasta que quede de medio centímetro de grosor. Sobre ella extendemos el relleno y enrollamos la masa hasta formar un rollo. Engrasamos un molde de corona y depositamos la rosca en él. Dejamos reposar hasta que doble su volumen. Pintamos con huevo batido y horneamos unos 40 minutos a horno precalentado a 180º.

Esta receta de potica es ideal para servirse con un café, té o chocolate, sobre todo cuando el relleno es dulce, y puede servir tanto para un desayuno especial como para una merienda en la que queramos lucirnos ante nuestros comensales. Para que no se reseque demasiado, lo mejor es guardarla en un recipiente hermético.

Contenido seleccionado por: Julio C. Alcubilla B./Fuente:directo al paladar/ Noticias24