X

Gastronomía

Cómo convertir las sobras de tu comida en un plato “hipster”

Foto: Composición Julio César Alcubilla/Noticias24

(Caracas, 26 de diciembre. Noticias24) – ¡Feliz Año Nuevo! Ese abrazo pronto nos los vamos a dar, sin embargo muchos familiares y amigos se quedan en casa y además de sopas, potajes o hervidos, existen opciones menos fuertes y mas naturales para depurar nuestro cuerpo. Llegará la hora de volver a pensar en comer algo, y creo que no hay mejor día para sumarse a algo que sigue de moda, el brunch. ¿Se pueden convertir las sobras en algo hipster?

¿En qué consiste el brunch hipster?
Definir en pocas palabras la esencia del perfecto brunch para un hipster no es fácil, ya que ambos conceptos no han hecho más que evolucionar y las generalizaciones nunca son recomendables. Además, aunque los dos términos nos llegaran desde Estados Unidos.

Un brunch para que el apetito vuelva solo poco a poco. ¿Qué es lo que no debería faltar? Cócteles y zumos ligeros, mucha fruta, huevos preparados de formas variadas, alguna tarta salada, pan y tostadas para aburrir, ensaladas originales, platos fríos o que se puedan comer con las manos y algo de dulce, más allá del turrón y los polvorones.

Las bebidas, cuidando de la resaca
Vino en la cena, sidra, cava o champagne para brindar, algún vino dulce para los postres, un par de cócteles para celebrar el Año Nuevo… ¿te ha pasado factura la bebida de Nochevieja? Aunque poco se puede hacer contra la resaca al día siguiente, se mantiene la costumbre de hacera más llevadera con bebidas de graduación ligera y un buen contenido en fruta natural, que se acompaña de burbujas en cualquier brunch.

Cócteles como el Bellini o el Mimosa son perfectos además para dar salida a las botellas de burbujas que se hayan quedado sin gastar a lo largo de la noche. Normalmente se combina un tercio de zumo de melocotón con champagne, aunque puedes jugar en las cantidades o sustituir el vino francés por otros espumosos suaves.

Para un Mimosa utiliza zumo de naranja y azúcar, y si tienes restos de vodka apuesta por el Bloody Mary con zumo de tomate, tabasco, pimienta, sal y limón.

Normalmente se combina un tercio de zumo de melocotón con champagne, aunque puedes jugar en las cantidades o sustituir el vino francés por otros espumosos suaves. Para un Mimosa utiliza zumo de naranja y azúcar, y si tienes restos de vodka apuesta por el Bloody Mary con zumo de tomate, tabasco, pimienta, sal y limón.

Casi todos los brunch comienzan con platos típicos de desayuno, más o menos dulces, en los que las tortitas, crêpes y variantes son los grandes protagonistas. Las recetas básicas se preparan en un momento con una batidora y permiten dar salida a los típicos a muchos ingredientes que tengamos que gastar antes de que se estropeen: huevos, cartones de leche, frutas, yogures y quesos, mermeladas, etc. Y más fácil todavía: vasitos o cuencos con cereales, fruta ya algún lácteo, como la receta de crujiente con pomelo y yogur.

Tortitas americanas con arándanos son ideales para terminar estas delicadas frutas y gastar la nata montada. ¿Se quedó abierta una tarrina de yogur o queso fresco para alguna salsa de anoche? Podemos usarlos en unas tortitas de yogur y semillas de amapola. Para esos plátanos que ya están algo blandos nada mejor que unos ricos crêpes con mermelada, chocolate o dulce de leche.

Definitivamente se trata de seguir compartiendo en familia y amigos.

Seleccionado por: Julio César Alcubilla/Noticias24/ Fuente:Directo al Paladar