Aprende a preparar una ricas pechugas de pollo en salsa de tomate (+receta)

Foto: Cortesía de Mejor con Salud

(Caracas, 30 de abril. Noticias24).- Una de las carnes blancas más consumidas por su versatilidad en la cocina, su aporte nutricional, rica en proteínas y baja en grasas, es la pechuga de pollo. Aunque pueda parecer una ingrediente desabrido, que apenas tiene sabor y que puede quedar seco al cocinarlo, podemos hacer mil y una recetas de pechuga de pollo con mucho sabor y muy jugosas.

Lea también​: ​Atrévete a preparar un saludable pollo a la mostaza

La pechuga de pollo al tomate te viene genial tanto para un almuerzo como para una cena. A continuación te revelamos la receta para que la pruebes.

Te recomendamos preparar este platillo cuando quieras comer algo sustancioso y no tengas mucho tiempo para realizar preparaciones que requiera mucho tiempo.

A continuación te dejamos una deliciosa receta de como preparar una pechuga en salsa de tomate:

Ingredientes:

La receta que te presentamos a cotinuación rinde para 4 personas. Desde luego, si tiene más comensales, agrega la cantidad de forma proporcional. Para poder degustar una deliciosa pechuga de pollo y que no te quede de otra que chuparte los dedos, necesitarás:

3/4 taza de mantequilla (180 mL). La dividiremos en dos partes: de 1/2 taza (120 mL) y 1/4 taza (60 mL).
1 puñado de albahaca fresca, cortada en cintas (5 g).
4 pechugas de pollo (1 kg, aproximadamente).
6 tomates cortados en cubos pequeños (100 g).
5 cucharadas de pasta de tomate (25 mL).
1/4 taza de aceite de oliva (60 mL).
3 dientes de ajo picado (5 g).
Sal y pimienta al gusto.

Preparación:

Las pechugas de pollo usualmente vienen fileteadas. De cada una de estas piezas se pueden sacar dos pedazos algo sustanciosos o puedes dejarla tal y como está. Asegúrate de que tengan un corte que te sea cómodo de sazonar y preparar.

1.- Lo primero que tienes que hacer es sazonar el pollo. Para esto, agrega sal y pimienta al gusto. Si lo deseas, puedes utilizar algún sazonador. Una vez listo este paso, deja reposar el pollo en un bol aparte.

2.- Agrega aceite de oliva en una sartén grande, a fuego bajo, y coloca ahí las pechugas.

3.- Agrega el 1/4 de taza de mantequilla derretida sobre las pechugas. Cocínalas hasta que estén doradas y luego retíralas del sartén y ponlas a parte.

4.- Vuelve a agregar aceite de oliva a la sartén y espera que se caliente un poco, manteniendo a fuego lento.

5.- Vierte el tomate en cubos. Agrega también el ajo, la 1/2 taza de mantequilla, la pasta de tomate y revuelve todo. Espera a que la mantequilla se derrita.

6.- Una vez que la salsa tenga el sabor deseado, agrega las pechugas de pollo y deja que se impregnen del sabor.

7.- Cuando esté listo para servir, justo antes agrega las hojas de albahaca. Esto le dará un toque muy aromático.

Listo, ya tienes tus deliciosas pechugas de pollo en salsa de tomate. Puedes acompañarlas con tu refresco favorito o hasta las puedes acompañar con un buen vino blanco. Asimismo, puedes disfrutarlas acompañadas de una rica guarnición (puré de patatas, pasta corta integral, arroz o alguna ensalada.

Con información de Mejor con Salud