¡Para chuparse los dedos! Solomillo de cerdo en salsa de queso

Foto: cocinacaserayfacil

(Caracas, 20 de mayo. Noticias24).- Solomillo de cerdo en salsa de queso. Una receta más para hacer con esta carne tan jugosa. Una receta que va más allá de la típica receta horneada. Es más, para hacer este plato, ni siquiera necesitaremos el horno. Tan sólo, necesitarás unos pocos ingredientes, muy poco tiempo y una sartén.

Para hacer esta salsa de queso, generalmente suele utilizarse roquefort pero, puedes utilizar tu queso favorito. Uno de tu tierra, por ejemplo. En cuestión de 15 minutos, tendrás este plato listo, un solomillo de cerdo en salsa de queso que queda deliciosamente rico.

INGREDIENTES PARA HACER SOLOMILLO DE CERDO EN SALSA DE QUESO PARA 4 PERSONAS:

2 solomillos de cerdo
300ml de nata para cocinar
200g de queso, como manchego, roquefort u otro de tu tierra
1 chorrito de brandy o coñac
sal y pimienta
Aceite de oliva

RECETA DEL SOLOMILLO DE CERDO EN SALSA DE QUESO:

1.- Limpiamos los solomillos de los trozos más grandes de grasa y de los nervios que pueda tener. Después lo cortamos en medallones de alrededor de 2 cm de grosor (aproximadamente, el tamaño de un dedo). Finalmente los salpimentamos.

2.- En una sartén bien grande, ponemos un pequeño chorrito de aceite. Lo calentamos a fuego fuerte y sellamos los medallones del solomillo de cerdo. La ida es dejar que cojan color por fuera pero, que queden crudos en su interior, para que no se resequen. Una vez logrado esto, reservamos en un plato.

3.- En la misma sartén, añadimos un chorrito de coñac o brandy. Esperamos que alcance el hervor, para que se evapore el alcohol y bajamos un poco la potencia del fuego. Añadimos la nata, el queso rallado, que lo más típico es añadir roquefort pero, puedes añadir el que más te gusta, y una pizquita de sal. Mezclamos todos los ingredientes hasta que hayan quedado perfectamente integrados entre sí, dando como resultado una salsa homogénea.

4.- Ahora, añadimos los medallones del solomillo de cerdo. Mezclamos para que se impregnen bien de la salsa de queso y dejamos cocinar a fuego suave durante unos 5 minutos más. Tiempo suficiente para que haya intercambio de sabores entre la salsa y la carne, y para que el solomillo termine de cocinarse en su interior (sin que llegue a pasarse. Quedaría muy seco).

5.- Finalmente emplatamos y espolvoreamos encima con un poco de pimienta negra recién molida. A parte de darle el toque final, también le dará un color a la salsa muy atractivo. Servir inmediatamente.

Con información de cocinacaserayfacil