Aprende a preparar un delicioso pan de queso sin horno (+receta)

Foto: Cortesía de Cuuking

(Caracas, 20 de junio. Noticias24).- La mayoría de las veces acompañamos nuestros platillos con un delicioso pan y es que, es un alimento que incluimos a diario en desayunos, almuerzos o meriendas. Su composición básica se desprende de la harina que le da origen, por lo tanto, los panes en general tienen como protagonistas de sus nutrientes a los hidratos de carbono. Quizá por ello, muchos creemos erróneamente que el pan engorda.

Lea también: Bizcochos marroquíes para esos guerreros mundialistas

El pan no engorda y en su versión tradicional, apenas aporta grasa, pues el 80% de las calorías que ofrece se derivan de sus hidratos, mientras que el pan francés o el pan blanco que elaboramos en casa, siempre contiene menos de un 5% de grasa en su composición.

Ingredientes

250gr de harina
125m de agua
30gr de aceite de oliva
5gr de levadura seca de panadería
1/2 cucharadita de sal
1 huevo
100gr de queso rallado

Preparación

1.- Comenzamos mezclando en un recipiente amplio la harina con la sal. En otro disolveremos la levadura en el agua templada.

2.- Añadiremos la levadura disuelta en agua, el huevo y el aceite a la harina.

3.- Mezclamos primero dentro del recipiente y cuando ya este todo unido, lo pasamos a la mesa de trabajo, amasamos 2-3 minutos. Si la masa queda demasiado húmeda puedes añadir un poco más de harina hasta que puedas trabajar la masa.

4.- Dejamos reposar la masa en un recipiente pincelado con aceite y cubierto con film o un paño de cocina. Esperamos hasta que doble volumen.

5.- Una vez que la masa ya esté fermentada la pasamos de nuevo a la mesa de trabajo con un poco de harina y la estiramos a 2-3mm de grosor.

6.- Cortamos círculos con la ayuda de un aro o un vaso ancho.

7.- Sobre la mitad de los círculos ponemos una cucharadita de queso y cubrimos con el resto de circulitos de masa.

8.- Apretamos los laterales de los círculos para pegar la masa y doblamos para que el queso no se salga.

9.- Pon una sartén, mejor si es antiadherente, a fuego lento. Colocaremos 2-3 bollitos de pan en la sartén, separados entre sí, ya que luego aumentan un poco de tamaño. Tapamos y cocinamos unos 4 minutos.

9.- Les damos la vuelta a los panes y cocinamos de 3-4 minutos más, de nuevo tapados hasta que doren por la parte inferior. Les damos la vuelta, le añadimos un poco más de queso por encima para que funda y los doramos por el otro lado.

Con información de Cuuking