Satay de pollo marinado con ensalada de noodles, una receta tailandesa

Foto:directo al paladar

(Caracas, 26 de junio. Noticias24) – La cocina tailandesa cada vez tiene más adeptos, son muy populares los satay, que esencialmente son brochetas o pinchos de pollo marinado que se suelen servir con una salsa en la que no falta el maní.

Al combinar la crema o mantequilla de maní con la mermelada de albaricoque y las especias se consigue dar mucho sabor al pollo, sin que sea demasiado picante o potente. Si tenemos pasta de curry o una buena mezcla de especias podemos añadirla a la mezcla. La idea de servir los noodles o fideos asiáticos en frío, como si fueran una ensalada de pasta oriental, me llamó mucho la atención y la verdad es que hace una gran pareja con el pollo.

Ingredientes
Para 2 personas
Pechuga de pollo (o 4 contramuslos deshuesados)
2
Mermelada de albaricoque
30 ml
Mantequilla de maní natural
15 ml
Salsa de pescado o de soja
5 ml
Zumo de lima
5 ml
Chalota picada
1
Diente de ajo picado
1
Cúrcuma molida
4 g
Comino molido
2 g
Cilantro molido (opcional)
2 g
Cayena una pizca
Perejil fresco o cilantro al gusto
Noodles de huevo
75 g
Lima
1
Guindilla
1
Rabanitos
5
Pepino pequeño
0.5
Jengibre fresco un trocito
Mermelada de albaricoque (para el aliño)
15 ml
Mantequilla de cacahuete natural (para el aliño)
15 ml
Agua
15 ml
Yogur natural
15 ml
Pimienta negra molida
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Cómo hacer satay de pollo al albaricoque con ensalada de noodles
Dificultad: Media
Tiempo total
30 m
Te puede interesar: ¡Cena saludable! Prepara estas nutritivas berenjenas rellenas

Elaboración
15 m
Cocción
15 m
Reposo
15 m
Secar las pechugas de pollo con papel de cocina, retirar los posibles excesos de grasa y cortar en tiras del grosor de un dedo. Salpimentar. Mezclar en un cuenco todos los ingredientes del marinado y cubrir bien el pollo. Tapar y dejar marinar como mínimo 15 minutos, mejor varias horas en la nevera. Dejar a remojo las brochetas de madera para hacer los pinchos.

Cocinar los noodles siguiendo las instrucciones del paquete, escurriéndolos bien. Laminar muy finos los rabanitos, pelar el pepino y picar o laminar fino también. Rallar o picar el jengibre y picar la guindilla. Mezclar con el zumo de media lima y un poco de perejil o cilantro fresco; combinar con los fideos y reservar.

Ensartar el pollo ligeramente escurrido en las brochetas, apretando bien la carne. Cocinar en una plancha o parrilla engrasada a fuego fuerte, pintando un poco con el marinado en el proceso para que no se seque. Cocinar hasta que estén bien dorados. Mezclar en un cuenco el resto de zumo de lima con la mermelada de albaricoque y la crema de cacahuete, aligerar con agua y leche y agregar un poco más de perejil o cilantro.

Serviremos los satay de pollo marinado al albaricoque con ensalada de noodles recién hechos, con un poco de salsa al lado en pequeños cuencos. Se pueden reservar los fideos en frío o simplemente mantenerlos a temperatura ambiente, aunque también podemos servirlos calientes si lo preferimos, pero perderían el toque refrescante.

Seleccionado por: Julio César Alcubilla Bonnet/Fuente: directo al paladar/Noticias24