¡Delicioso! Prepara un buen sofrito para tus guisos

Foto: Directo al paladar

(Caracas, 19 de julio. Noticias24).- Para mejorar tus platos, aquí te enseñaremos como preparar un buen sofrito fácil, rápido y sencillo para tus comidas

Cómo hacer un buen sofrito para nuestras recetas de guisos, arroces y estofados

Para hacer un buen sofrito, utilizaremos diferentes ingredientes según el plato que vayamos a preparar. En general usaremos dientes de ajo, cebolla o puerro, pimiento verde y tomates.

Para hacer el sofrito, empezaremos picando las hortalizas en brunoise o concassé, y los pocharemos a fuego lento en una sartén con aceite de oliva. Si vamos a incorporar pimientos secos, éstas las dejaremos en remojo en agua caliente para poder extraer su carne e incorporarla al sofrito.

Se trata de ir confitando o pochando lentamente los ingredientes, sin buscar su caramelización ni tostado, ya que lo que nos interesa es evaporar el agua y concentrar el sabor. En el proceso, iremos removiendo de vez en cuando hasta que las hortalizas estén en el punto deseado. Importante: El secreto de un buen sofrito es la paciencia.

Como decíamos, según la receta que queramos elaborar, añadiremos a las hortalizas indicadas otras como berenjenas, zanahorias, calabacines. También podemos incorporar especias, hierbas aromáticas, -tomillo, romero, albahaca, perejil- y otros ingredientes como setas, carnes, anchoas, que potenciarán el sabor, según la elaboración.

Preparar un sofrito para tenerlo listo y a mano

Los ingredientes imprescindibles de un sofrito son: ajo, cebolla o puerro y tomates. A partir de ahí, tu imaginación pone el límite. Otros ingredientes habituales en el sofrito son: pimiento verde y rojo, pimentón, azafrán, y cualquier verdura de temporada.

Prepara el sofrito con

– 2 ó 3 tomates
– 3 dientes de ajo
– 1 puerro grande (ajo porro)
– 2 cebollas
– 1 pimiento verde

Tritura todo los igredientes y guarda en frascos de cristal, y así lo tendrás listo y a mano cuando necesites cocinar un arroz, un estofado de carne o un guiso de pollo, por ejemplo.

Truco interesante: Si tu guiso, estofado o receta de arroz va a llevar trozos de pescado, gambas, pollo o trozos de carne, puedes empezar la receta dorando estos ingredientes primero y después haciendo el sofrito con el aceite impregnado de su sabor. Retiramos y reservamos las tajadas y hacemos el sofrito en ese aceite, en la misma cazuela o sartén.

Cómo elaborar un sofrito básico

En la imagen siguiente puedes ver la primera parte del proceso. Pochamos la cebolla o el puerro, añadimos los pimientos y cuando todo está bien pochado, agregamos los tomates picados. Es mejor hacerlo así porque los tomates sueltan mucha agua. Mientras la sueltan y la evaporan, aprovechamos para sacar la carne de los pimientos secos que habremos tenido en remojo, incorporando la carne de estos pimientos al sofrito.