¡Sin horno! Prepara esta tarta chocolate, lista en 30 minutos

Foto: DirectoAlPaladar

(Caracas, 24 de agosto. Noticias24).- La receta de esta torta fácil de chocolate es una de esas que hay que guardar como oro en paño. Su preparación es sencilla, no necesita horno, sus ingredientes básicos y fáciles de encontrar y en media hora está lista. Luego, eso sí, hay que dejar que tome cuerpo en la nevera, pero una vez dentro de ella nos podemos olvidar de la criatura hasta el momento de servir.

La decoración de esta tarta fácil de chocolate la dejamos al gusto de cada cual. Nosotros la hemos acompañado de chocolatinas de varios tipos y de grosellas, cuya acidez contrasta de maravilla con el dulzor del chocolate. El resultado es espectacular, a la vista está. No obstante se puede servir sin decorar, espolvoreada con un poco de cacao y gustará igualmente.

Ingredientes:

(Para 12 personas)

• 350 gr de Galletas de chocolate
• 170 gr de Mantequilla fundida
• 400 gr de Chocolate negro para postres
• 100 ml de Agua
• 140 gr de Azúcar
• 3 Gelatina en láminas
• 300 ml de Nata líquida para montar muy fría

Preparación:

1.- Trituramos las galletas junto con 20 gr de azúcar. Añadimos la mantequilla fundida y mezclamos bien hasta que obtener una pasta homogénea. Forramos con ella la base y un tercio del borde de un molde desmoldable de 22 cm, apretando bien para que quede compacto, y dejamos enfriar en la nevera mientras preparamos el relleno.

2.- Troceamos el chocolate y lo colocamos en un recipiente hondo. Sumergimos las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría. En un cacito calentamos el agua y el resto del azúcar y, cuando éste se haya disuelto, retiramos del fuego, escurrimos las hojas de gelatina y las incorporamos. Removemos bien para que se disuelvan. Volcamos sobre el chocolate, que se fundirá al contacto con el calor, y removemos hasta homogeneizar.

3.- En otro recipiente hondo semi montamos la nata (paramos de batir cuando haga picos blandos) y la agregamos, poco a poco, al recipiente con el chocolate, removiendo hasta integrar antes de incorporar más. Rellenamos el molde con la base de galleta y dejamos reposar en la nevera durante unas horas o, mejor, de un día para otro. Decoramos al gusto.

Esta tarta fácil de chocolate es contundente y un pequeño trozo debería bastar para saciar a cualquiera, incluidos los más golosos y los fanáticos del chocolate. Por eso no necesita de mucho acompañamiento, quizás un café, infusión o copita de licor, si la servimos después de comer, o un vaso de leche bien fresquita si la tomamos para merendar

Con información de DirectoAlPaladar.