¡Cuidado! Jamás debes calentar estas siete cosas en el microondas

Foto:Cortesía ticbeat.com

(Caracas, 19 de septiembre. Noticias24).- El microondas es un electrodomésticos de gran utilidad para la humanidad. Su invención evitó que amas de casa se levantaran más temprano a recalentar o a hacer comida.

Lea también: Le enseñamos a preparar una marquesa de chocolate de una forma muy fácil

Para nuestro conocimiento este equipo de cocina fue inventado en 1946 por Percy Spencer (ingeniero de la Raytheon Corporation).

Para proteger su vida útil, hay comidas que no deben ponerlas en el microondas.

A continuación te las mostramos:

1. Huevos con cáscara

Si tratas de hervir huevos duros en el microondas lo más probable es que provoques un desastre. El calor que desprende este electrodoméstico genera mucho vapor en el huevo, que no tiene por dónde escapar, provocando tarde o temprano su estallido.

Al peligro que ello supone de por sí tenemos que sumarle además que un huevo estallado en el microondas es muy complicado de limpiar.

2. Descongelar carne

Descongelar la carne en el microondas no es una buena idea. Y no lo es porque, entre otras razones, los bordes de cada trozo de carne se cocinan más que el centro, que suele ser lo más grueso.

Dependiendo del tipo de microondas, algunos van rotando los alimentos para que el calor vaya dando por todas las zonas mientras que otros no lo hacen. Si tu microondas no distribuye la temperatura correctamente, esa distribución desigual del calor es el primer paso para el crecimiento de bacterias en los alimentos.

La forma manera de descongelar la carne es dejarla por la noche en el frigorífico o hacerlo con agua fría.

3. La leche materna

Además de la ya comentada distribución desigual del calor, si calentamos la leche materna en el microondas existe un alto de probabilidades de provocar puntos calientes en la bebida cuando los bebés se la lleven a la boca.

Además, algunas investigaciones apuntan a que este método destruye algunas proteínas encargadas de estimular el sistema inmunológico de la leche materna a temperaturas altas.

4. Metal

Por prácticamente todos es conocido lo que pasa cuándo introducimos alimentos con metal en el microondas. Para aquellos que no lo sepan, si lo haces lo más seguro es que provoques un incendio.

Si tu comida viene en un recipiente de metal (especialmente los productos precocinados como lasaña o canelones), sácalos de ahí y ponlos en un bol, en un plato o en un recipiente apto para microondas.

Este mismo consejo también se aplica a la vajilla con adornos metálicos (por muy pequeños que sean) así como los recipientes de acero inoxidable (por ejemplo, los termos) y al papel de aluminio (ese que utilizamos para envolver los restos de comida).

5. Tuppers de plástico

Si comes en el trabajo o si haces comida y te sobra para otro día, lo más habitual es no tirarla y guardarla en los famosos tuppers. Otro invento que nos ha solucionado la vida. Por si no lo sabías, hay diferentes tipos de recipientes, unos de plástico, otros de vidrio (lo cuales te recomendamos utilizar). En caso de que utilices los primeros, lo que nunca debes hacer es calentar tuppers de plástico en el microondas.

6. Recipientes con espuma de poliestireno

Este material es muy frecuente encontrarlo en comida para llevar, tipo las hamburguesas del Burger King o del Mc Donalds.

Si lo has pedido para comer fuera o te ha sobrado y lo quieres comer más tarde, no metas este tipo de recipiente en el microondas. Es mejor ponerlo sobre un plato.

7. Microondas vacío

Al contrario que sucede con otros electrodomésticos donde se recomienda cada cierto tiempo poner un programa vacío para limpiar el aparato en sí mismo (como ocurre con la lavadora o el lavavajillas), en el microondas no hace falta calentarlo vacío. Mejor dicho, es recomendable no poner en marcha esta práctica porque puede dañarlo o generar un incendio.

Si has calentado la comida y han saltado restos, tienes dos opciones: poner una tapadera para evitar que ocurra la próxima vez y limpiarlo con un trapo para eliminar los restos de suciedad.

Con información de ticbeat.com