X

Gastronomía

¿Tus hijos no quieren comer vegetales? Prueba con esta rica receta de bizcochitos

Foto:Referencial / Informe21

(Caracas, 07 de febrero. Noticias24).- Todos deseamos que nuestros hijos coman vegetales, pero algunos niños lo rechazan. Sin embargo, te daremos una receta que estamos seguros que a los mas pequeños de la casa les encantará

Lea también: Receta muy fácil: deliciosa ensalada de lentejas

Ingredientes


(Para 24 unidades)

300 gr de Harina de repostería
• 65 gr de Calabacín
6 gr de Zanahoria
• 65 gr de Papas
65 gr de Calabaza
• 70 gr de Cacao en polvo puro
1 Cdta de Levadura química
• 120 gr de Mantequilla blanda
150 gr de Azucar
• 3 Huevos
120 ml de Leche
• Sal
Chocolate blanco para adornar

Preparación:

Pre calentamos el horno a 180º con calor arriba abajo. Mezclamos la mantequilla con al azúcar y batimos hasta conseguir una crema blanca y suave. Agregamos los huevos uno a uno mientras batimos. Limpiamos las verduras. Dejaremos el calabacín con la piel. La papa, la zanahoria y la calabaza las pelamos.

Rallamos todas las verduras y las mezclamos con la masa, removiendo hasta que se integren. En un cuenco aparte unimos la harina, el cacao, el impulsor y la pizca de sal. Echamos tamizado a la masa anterior mientras mezclamos y alternamos con la leche. Debemos tener una masa homogénea.

Repartimos la masa en un molde engrasado, si es de silicona no hace falta, y horneamos durante unos 15 minutos para moldes pequeños, o durante unos 40 minutos si utilizamos un molde grande de cake. Vigilaremos el tiempo de cocción dependiendo del tamaño del molde para que los bizcochos no nos queden secos.

Sacamos del horno, dejamos reposar en los moldes durante cinco minutos, y pasamos a una rejilla hasta que se enfríen. Podemos adornar con hilos de chocolate blanco.

Los bizcochitos de calabacín, zanahoria, patata y calabaza sirven tanto para el desayuno, merienda como para un tentempié a cualquier hora. Están muy ricos y aconsejo tomarlos con un gran vaso de leche fresquita. Se conservan muy bien si los envolvemos en film transparente o los guardamos en una lata, al igual que si se tratase de una magdalena.

Con información de Directo Al Paladar