X

Gastronomía

¡Para una ocasión especial! Codornices en salsa de mandarina y miel

Foto: Directo al Paladar

(Caracas, 01 de marzo. Noticias24).- A la hora de pensar en platos festivos seguro que hay ingredientes que solemos usar poco en nuestra cocina a los que podemos dar un toque especial, como estas codornices en salsa de mandarina y miel.

Lea también : ¡Rico y sencillo! Prepara un delicioso pan de leche (+receta) 

La codorniz es una carne muy magra ideal para servir como segundo plato en un menú copioso, al ser una ración pequeña y muy vistosa presentándose la pieza entera.

Ingredientes:

• 2 Codornices (o 4 pequeñas dependiendo del menú)
• 2 Mandarinas medianas con mucho zumo
• 120 ml de Caldo de verduras o pollo
• 80 ml de Vino blanco
• 15 ml de Miel
• 2 Cebollitas francesas
• 4 gr de Maicena
• Pimienta negra molida
• Aceite de oliva virgen extra
• Sal

Preparación:

– Lavar y pelar las mandarinas. Retirar toda la parte blanca de la piel que podamos y picar en juliana fina. Poner en un cazo con un dedo de agua, hervir y colar. Repetir la operación. Colocar de nuevo las pieles en una cazuela con la miel y una pizquita de sal. Calentar a fuego medio 2 minutos.

– Añadir el caldo, el vino y el zumo de una de las mandarinas. Incorporar las cebollitas troceadas en cuartos, dar un golpe de pimienta y cocer a fuego lento 15 minutos. Pelar mientras los gajos de la mandarina restante. Agregar a la salsa. Desleír la maizena en agua fría y agregar para espesar.

– Atar las patitas de las codornices, salpimentar y cocinarlas con un poco de aceite de oliva en una sartén o a la plancha, hasta que estén bien doradas por todos lados. Servir con la salsa caliente al gusto.

– El bonito color de este plato de codornices en salsa de mandarina y miel es perfecto para una cena festiva. Dependiendo del tamaño de la ración que queramos servir, en función de lo abundante que sea el resto del menú, podemos disponer 1 o 2 codornices por persona. Si sobra salsa, recomiendo guardarla para acompañar pescados o incluso verduras. Un sencillo arroz blanco, cuscús o puré de patatas será una guarnición perfecta.

Con información de Directo al Paladar