X

Gente

Los consejos que debes seguir para tener un feliz viaje al abordar un avión

Foto: El Confidencial

(Caracas, 25 de marzo. Noticias24) La perspectiva de tener que montarnos en un avión vuelve a ser una posibilidad bastante plausible, no son pocos los que odian dichos desplazamientos, muchos perciben a través del despegue un peligro que la integridad física puede correr y que en algunas oportunidades son fatigosos e incómodos.

Al presentarse en el aeropuerto, es normal que se realicen colas para acceder al avión, luego de estar sentados convivimos en un espacio reducido con una gran cantidad de personas preguntándonos: ¿cómo llegaremos a nuestro destino?.

A continuación le presentaremos todas las recomendaciones que usted debe seguir para tener un feliz e inolvidable viaje.

Lleva ropa cómoda

Una advertencia que encontraremos en cualquier agencia de viajes o guía turística, pero que solemos obviar hasta que nos vemos en un estrechísimo asiento vestidos de traje y corbata.

Zapatos, mejor sin cordones

Pasar por el detector de metales ya es lo suficientemente traumático como para que nosotros mismos lo compliquemos aún más. Si podemos portar mocasines u otra clase de calzado sin cordones, nos ahorraremos tener que desatarlos en el caso de que los encargados de seguridad nos lo soliciten.

Con el cinturón

Algo semejante ocurre con el cinturón, otro de esos complementos que tendremos que quitarnos en el control. Es recomendable llevar cinturones de hebilla desmontable para evitar el tener que retirar el cinto por completo.

De que las maletas son buenas

Un buen equipaje nos durará muchos años y evitará sorpresas inesperadas para el pasajero.

Listas de lo que necesitas llevar y déjalas en la maleta

Sus maletas deben contener listas de lo que se suele necesitar en un viaje, por lo que no ha de hacer memoria para recordar todo lo necesario antes de salir de viaje, sino que no tiene más que consultar dichas anotaciones para confeccionar su equipaje.

Tu nombre a la maleta

Algo que casi todo el mundo hace, pero que resulta vital en el caso no tan improbable de que el equipaje se pierda o, incluso, de pueda confundirse con otras valijas semejantes en la cinta del aeropuerto.

Factures si no tienes por qué hacerlo

Si es necesario puede cargar la maleta hasta la aeronave,así podrá cerciorarse personalmente de que esta no se extraviará y se ahorrará un maravilloso tiempo de espera al llegar.

En la maleta ropa polivalente

Introducir prendas que combinen con cualquier cosa y que puedan utilizarse en diferentes ocasiones es lo ideal. Una estrategia adicional es llevar puesta encima la ropa más pesada, para ahorrar espacio.

Siempre una muda en el equipaje de mano

Cuando la maleta se interna en el túnel del mostrador de facturación, no podemos estar seguros de cuándo la volveremos a ver. Por eso, como perro viejo de los viajes que es, es recomendable llevar siempre en el equipaje de mano una muda.

Ropa con bolsillos

Si tienes que viajar, cerciórese de que sus prendas tienen los suficientes bolsillos como para garantizar que sus manos estén ocupadas exclusivamente por tu bolsa de mano o maleta.

Agua antes de subir al avión

Los viajes en avión producen un gran efecto de deshidratación, puesto que la humedad relativa del aire en cabina es del 20%, entre un 20 y un 50% menos que en otras estancias cerradas, algo que suele causar sequedad de ojos, boca y piel. Beba una botella de agua antes de entrar y asegúrese de pasar por el cuarto de baño.

Antes de salir de casa o del hotel

Es preferible hacerlo justo antes de salir para el aeropuerto, especialmente si se trata de viajes particularmente largos, puesto que los efectos de la limpieza se dejarán notar durante más tiempo.

Compra un audiolibro

Recuerde que pocas cosas más placenteras existen que observar las nubes mientras una bonita voz le acompaña durante todo tu viaje narrándote una apasionante historia.

Asegúrate de que utilizas tu reposabrazos y no el de los demás

Debe ceder los dos reposabrazos a aquel que se siente en el centro, puesto que a diferencia del resto, no puede reclinarse hacia ninguno de los dos lados restantes.

Date tu tiempo

Levántate pronto, sal con tiempo, relájate cuando llegues a tu destino y cuando vuelva a casa después de las vacaciones no corra por volver a la rutina cotidiana.

Con información El Confidencial

Foto: El Confidencial