X

Gente

Empresa que rechazó hacer juguetes de Stars Wars acabó en bancarrota (+fotos)

Foto: BBC

(Caracas, 26 de marzo, Noticias24).- En el mundo de los negocios imperan las decisiones poco acertadas. Las oportunidades pasan una vez en la vida y, o las atrapas, o las dejas escapar. Así es la historia de Mego Corporation, una empresa especializada en la fabricación de juguetes que rechazó la oportunidad de adquirir los derechos de Stars Wars, y que, cinco años después de su grave error, terminó en bancarrota

En 1951, David Adams y su esposa Madeleine decidieron emprender una aventura empresarial y montaron esta firma dedicada a la fabricación de juguetes.En principio, la empresa no tuvo el impacto que esperaban, pasando sin notoriedad por multitud de superficies comerciales de Estados Unidos

Pero todo iba a cambiar.En 1971 tomó las riendas del negocio familiar Martin, el hijo de Adams, que volteó el rumbo de la compañía, comenzando por adquirir licencias para fabricar figuras de personajes de algunas de las películas y series televisivas más famosas de la época. Desde cintas tan recordadas como la primera entrega de ‘El Planeta de los Simios’, ‘El Mago de Oz’ o ‘Star Trek’ hasta personajes que dieron el salto de las páginas de cómics al celuloide como el increíble Hulk o Batman.

Fallo garrafal

En un año, la empresa de juguetes ya contaba con el mayor catálogo disponible de figuras de acción de superhéroes y,cuando mejor marchaban las cosas apareció un error garrafal en la empresa de los Adams. Una decisión que cambiaría por completo el panorama de la compañía.

Allá por 1977 se presentó la oportunidad de adquirir los derechos de otra película. Una en la que trabajaba un tal George Lucas, llamada ‘Star Wars’. Martin Adams, un joven graduado de una escuela de negocios, sabia que por experiencia que no se podía apostar con inversiones poco seguras y, en ese momento, nadie podia presagiar que dicha cinta se convertiría en un fenómeno de masas como al final terminó siendo. Y el error pagaron caro.

Su gran rival en el mercado, Kenner, demostró tener buen ojo y aceptó hacerse con los derechos para fabricar los juguetes de ‘La Guerra de las Galaxias’. Durante el primer año, esta compañía vendió más de 42 millones de figuras de acción.

Mego perdió su supremacía en el sector y en junio de 1982, apenas cinco años después de su tremendo error, se declaró en bancarrota. Pero la leyenda de sus figuras aún pervive. Desde 2005, los más fieles seguidores de la marca se reúnen para charlar en torno a su hobbie favorito. Que caprichosa puede llegar a ser la vida.

Foto: Mego museum

Foto: Mego museum